InicioMundoDenuncian racismo en la DEA

Denuncian racismo en la DEA

En momentos en que la DEA está tratando de introducir más diversidad entre sus filas, ha estado recibiendo una serie de denuncias de discriminación racial en su academia de entrenamiento. Según las denuncias, las personas de minorías son sistemáticamente discriminadas, insultadas y obligadas a desempeñarse mejor que los blancos, según entrevistas con exreclutas, exagentes y documentos obtenidos por The Associated Press.

En el campo de tiro de la academia de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos en Virginia, un entrenador gritó un nombre, que era compartido por dos de los aprendices.

Los dos contestaron, ante lo cual el instructor, de raza blanca, respondió: “Me refería al mono”.

Semejante muestra de racismo, según una denuncia interna, no fue la única. El mismo instructor insultaba a los integrantes negros del grupo al hacer sonidos de mono por los altoparlantes de la instalación.

“Nosotros nos mirábamos y decíamos ‘Estamos en 2019, esas cosas no deberían estar ocurriendo’”, manifestó Derek Moise, quien no llegó a escuchar esos insultos personalmente pero recuerda cómo los demás agentes negros se quejaban de ello.

Por lo menos dos de las quejas provocaron investigaciones internas de la DEA, una de las cuales sigue abierta.

Las denuncias, que por lo general no se hacen públicas, ofrecen un vistazo a la frustración expresada por miembros de minorías étnicas empleados de la DEA desde que en 1977 se presentó una demanda de derechos civiles contra la agencia antidrogas. El año pasado, un juez determinó que la agencia había violado órdenes judiciales de dejar de ascender a sus empleados por causas subjetivas.

DEA entre Negros e hispanos

Al igual que otras agencias policiales como el FBI, la DEA ha tenido poco éxito en su empeño por atraer a empleados de minorías étnicas. De los 4.400 agentes especiales de la DEA, sólo el 8% son negros y el 10% son hispanos.

Exreclutas que hablaron con AP relataron que desde su primer día en la agencia sufrieron racismo y que a los empleados blancos recibían excepciones si su rendimiento era deficiente, pero a los negros se les exigía más.

“No iban a dejarme graduar, sin importar lo que yo hiciera”, indicó Theo Brown, un recluta negro originario de Marietta, Georgia, quien asegura haber sido despedido injustamente a comienzos de 2018. “Te ponen en situaciones en que te criticaban por algo subjetivo y es tu palabra contra la de ellos”.

Brown afirma que durante una sesión de entrenamiento le rociaron gas irritante tres veces mientras que a los demás una sola vez. La situación llegó a un punto en que otros reclutas se negaban a trabajar con él debido a la “atención especial” que él recibía.

Los instructores de la agencia insisten en que Brown tenía un mal desempeño, sufría de poco entusiasmo y no redactaba bien sus informes. Niegan que su destitución fuera por racismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí