InicioPortuguesaDesbordamiento del río Guanare inunda a Portuguesa

Desbordamiento del río Guanare inunda a Portuguesa

Familias fueron evacuadas por los altos niveles de agua en el municipio Papelón

Las lluvias siguen impactando en la zona sur del estado Portuguesa producto del desbordamiento del río Guanare que se registran con nuevas inundaciones, esta vez en el sector Las Marías del caserío Santa Elena, en el municipio Papelón.

Daniel Márquez, director de Protección Civil y Administración de Desastres en la región, informó que en la localidad se contabilizan 14 viviendas afectadas, correspondientes a igual número de familias, de las cuales una debió ser desalojada este lunes ante el acecho de los altos niveles de agua.

Indicó que seis de los integrantes del núcleo familiar -tres adultos y tres niños- fueron trasladados hasta el municipio Guanare y reubicados de manera preventiva en el barrio Ezequiel Zamora, «los demás familiares decidieron quedarse en la zona afectada».

Caños crecidos

Producto del desbordamiento del río Guanare se ha incrementado los niveles de los caños El Fraile, Chirriscal y La Danta, en Papelón, el municipio de Portuguesa más afectado con las precipitaciones que se registran desde hace más de una semana en la entidad. 

Funcionarios de Protección Civil monitorean de manera permanente tanto el curso de las aguas como las áreas susceptibles de inundaciones. En las zonas afectadas realizan evaluación de daños y análisis de necesidades para atender a la población.

Los sectores del municipio sureño de Portuguesa más golpeados por la alta pluviosidad han sido los barrios República, San Francisco, 23 de Enero y Guafillas, de donde la semana pasada fueron evacuadas 26 familias mientras las aguas bajan dentro de sus viviendas. En el área rural de Papelón también se registran inundaciones en varios caseríos, entre ellos San Miguel, La Montañita, Morita y ahora Santa Elena.

Cultivos bajo el agua

Las fuertes lluvias han ocasionado inundaciones en haciendas y caseríos ubicados en el eje Guanare-Papelón que afectan tierras productivas y muy especialmente el cultivo de caña de azúcar, rubro que ocupa la mayor superficie de siembra en la zona. 

Las asociaciones de productores de ambos municipios estiman que unas 16.000 hectáreas de siembra están inundadas y acusan que la mayor afectación se registra sobre unas 4.000 hectáreas de caña, lo que pudiera poner en riesgo la producción de 200.000 toneladas de caña y de 17.000 toneladas de azúcar, aproximadamente.

Piden a las autoridades declarar la zona en estado de emergencia para hacer frente a los daños y controlar la situación, pues de lo contrario, según advierten, las inundaciones se suscitarán con mayor frecuencia debido al debilitamiento y a las rupturas que presenta la berma del río Guanare. 

En un solo bloque los gremios cañicultores de Guanare y Papelón solicitan se restaure el dique de contención del río Guanare y se garantice el acondicionamiento de los canales y drenajes naturales de la zona sur de Portuguesa, para que dejen de ocurrir eventos como este, que solo dejan pérdidas a la región, desabastecimiento de alimentos, desánimo en los productores y disminución del potencial productivo de las tierras.

Vieja data

El desbordamiento del río Guanare es un problema que afecta desde hace varios años a los habitantes y productores de los municipios Guanare y Papelón.

Para Hernán García, quien reside en el sector Papayito, la situación no es nueva y el futuro inmediato todos lo conocen. «Estamos comenzando el invierno y el río está echando agua; eso quiere decir que entre más días, más fuerte se pondrá el agua y los daños van a ser peores», afirmó.

Dijo que las comunidades respaldan y se suman al clamor de los productores de caña de que se reconstruye la berma del río Guanare. «Llevamos dos años con este problema y cada vez es más grave. Estamos en emergencia y a esto hay que buscarle una solución «.

García pidió a los gobiernos Nacional y estadal intervenir para dar una solución definitiva el problema, en virtud de que miles de hectáreas productivas están inundadas y las pérdidas son de gran magnitud. «Métanle la mano al campo que de aquí es de dónde salen los alimentos para el pueblo».

Deja un comentario