Devotos de la Virgen del Valle presenciaron su bajada desde casa

Este primero de septiembre fue un día atípico en el Valle del Espíritu Santo, isla de Margarita, donde se encuentra la Basílica de Nuestra Señora del Valle. Desde hace más de 100 años este día se conmemora la entronización de la Patrona de Oriente,  pero en esta oportunidad la feligresía no tuvo la oportunidad de presenciar este sublime momento de gran significación espiritual para sus devotos.

La homilía fue celebrada por el obispo de la Diócesis de Margarita, monseñor Fernando Castro Aguayo, a puertas cerradas, junto al presbítero de la Basílica Menor El Valle del Espíritu Santo, Emmanuel González.

El obispo pidió a la virgen por la salud de las personas que contrajeron el covid-19 haciendo énfasis en el personal médico y paramédico quienes trabajan por el bienestar de la población.

La Virgen fue vestida, para esta conmemoración, con un traje diseñado por el artista plástico José Gregorio Valencia, nativo del estado Sucre. En el vestido  se aprecian pasajes bíblicos relacionados las bodas de Canaán, pasaje describe el primer milagro realizado por Jesús.

Leopoldo Espinoza Prieto, uno de los más fervientes devotos de la Reina de los Pescadores, manifestó que este momento simboliza para los margariteños y orientales  “la cercanía con la Madre de Dios y madre nuestra, con la protectora del pueblo margariteño, es una  forma de aproximarnos a ella y comprometernos con ella. Constituye un momento estelar de la fe mariana del pueblo oriental”.

Espinoza presenció el acto litúrgico desde su residencia, en La Asunción,  junto a su familia, a través de una televisora local, rogando por la salud del pueblo venezolano: “Madre mía recuerda a tu pueblo, madre en ti confiamos”. 

“Los efectos de las pandemia del coronavirus han cambiado radicalmente lo que significa en su esencia la bajada de la Virgen, sus fieles hemos tenido que conformamos con presenciar  a  través de los medios,  ese instante que se extiende hasta el 8 de diciembre cuando regresa a su camerín  y aguardaremos su bajada el próximo año, esperando que tenga el mismo esplendor y majestuosidad de años anteriores”, manifestó el devoto mariano. 

Desde Juangriego, Maricruz Penott también presenció de forma virtual la Bajada de la Virgen del Valle. “Llegó septiembre y desde la aurora se oye la algarabía en cada hogar, cantos alegres y versos que añoran a nuestra Virgen, aunque no podamos visitarla, la fe de los margariteños a nuestra madre celestial se hace palpable. Virgen purísima, ruga a Jesús por nosotros”.

Enlaces patrocinados