InicioMundoEcuador vuelve a clases bajo la sombra de la pandemia

Ecuador vuelve a clases bajo la sombra de la pandemia

Los estudiantes de Ecuador empezaron el miércoles a regresar de manera progresiva a las clases presenciales al iniciarse el nuevo año lectivo en la Amazonia y en la sierra andina, donde está Quito, luego de 17 meses de suspensión por la pandemia.

«Inauguramos el ciclo escolar (…) pero se lleva a cabo de una manera que genera alegría y entusiasmo: de manera presencial», dijo el presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, en un acto celebrado en el centenario colegio Manuela Cañizares, en el norte de la capital.

En Ecuador, con 17,7 millones de habitantes, alrededor de 4,4 millones de estudiantes hasta el nivel de bachillerato pasaron en marzo de 2020 a clases virtuales por el covid-19, que deja más de 32.000 muertos y medio millón de casos en el país.

En junio pasado, unos 200.000 de los alumnos de la costa y del archipiélago de Galápagos, en el Pacífico, fueron autorizados a volver a las aulas al arrancar el nuevo período escolar en esas regiones, para las que se aprobó la semipresencialidad.

Desde entonces, apenas se han registrado ocho estudiantes y un profesor contagiados, señaló la ministra de Educación, María Brown, en la misma ceremonia.

«Supimos adaptarnos. Mi computadora se volvió en la compañera inseparable de cada día. Ninguno de los estudiantes pudo imaginar que así sería», expresó la adolescente Andrea Caza, estudiante del Manuela Cañizares, luego de casi año y medio de clases virtuales por la pandemia, que en el país derivó en un confinamiento total entre marzo y septiembre de 2020.

«Este inicio de clases presenciales enciende una llama en mi corazón», añadió.

De 15.135 instituciones educativas, 3.343 a nivel nacional tienen por ahora el aval para retomar las clases presenciales de forma controlada, progresiva y voluntaria, según Brown.

Lasso, en el poder desde mayo último, indicó que su «exitoso» plan de vacunación anticovid -que abarca a 52% de toda la población y a 73% de los mayores de 16 años- promueve el retorno a clases presenciales.

«Celebramos vernos nuevamente a los ojos, compartir vivencias», manifestó a su vez Brown.

La Unicef pidió en junio a Quito reabrir los centros de educación. «El cierre de las escuelas ha afectado a 4,4 millones de estudiantes, lo que ha impactado negativamente en su aprendizaje y bienestar», señaló.

Al menos 90.000 niños en el país abandonaron el sistema educativo en 2020, en el contexto de la pandemia, según el organismo.

AFP