EEUU retoma diálogo comercial con Taiwán en desafío a China

Katherine Tai es la representante comercial de EEUU. Foto EFE

La representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, tuvo el jueves una reunión virtual con John Deng, un ministro taiwanés sin cartera, para discutir las relaciones comerciales entre Washington y Taipéi, confirmó AFP. La iniciativa desafía las advertencias de China al país norteamericano sobre un territorio que reclama como suyo.

La funcionaria estadounidense subrayó al ministro taiwanés “la importancia de la relación comercial y de inversiones entre Estados Unidos y Taiwán”, según un comunicado de su oficina.

Ambos se comprometieron a reactivar la instancia encargada del diálogo comercial bilateral, en el congelador desde 2016. Esta reunión ocurrirá “en las próximas semanas”, confirmó la oficina taiwanesa de negociaciones económicas y comerciales en un comunicado.

Tai también “expresó el interés persistente de Estados Unidos en trabajar con Taiwán” en las prioridades comunes “dentro de las organizaciones multilaterales”.

El encuentro ocurre luego de que el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, dijera el lunes que Estados Unidos iba “pronto” a establecer “discusiones con Taiwán” sobre “algún tipo de acuerdo marco” en materia comercial.

Ello provocó el reclamo de China, que considera a Taiwán una provincia rebelde y amenaza con usar la fuerza en caso de una proclamación formal de independencia o una intervención externa.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, instó a Washington a “detener cualquier forma de intercambios oficiales con Taiwán”.

Estados Unidos debe “tratar el asunto de Taiwán con cautela y abstenerse de enviar señales erróneas a las fuerzas independentistas” de la isla, agregó el funcionario chino.

Este fue el primer contacto de alto nivel entre Taiwán y el gobierno de Joe Biden, visiblemente decidido a desafiar las advertencias de China.

Taiwán saludó un diálogo “cordial y constructivo” y señaló su “papel importante en la cadena de aprovisionamiento internacional”, actualmente bajo fuerte presión con el repunte de grandes economías saliendo de la pandemia. Indicó además que es “un socio de confianza para Estados Unidos”.

Alimentando tensiones

Estados Unidos y China siguen enfrascados en una guerra comercial abierta que comenzó en 2018 a través de aranceles punitivos aplicados por el expresidente Donald Trump.

Biden retomó esa confrontación con Pekín y denuncia sistemáticamente “la autocracia” china.

La representante taiwanesa en Estados Unidos fue invitada a la ceremonia de investidura del presidente demócrata en enero, algo que no ocurría desde que Washington rompió relaciones diplomáticas con Taipéi en 1979 para reconocer a Pekín como representante oficial de China.

Estados Unidos es el principal aliado de Taiwán y su mayor proveedor de armas.

En los últimos meses, Washington ha advertido reiteradamente a China contra toda tentativa de cambiar “por la fuerza” el statu quo en relación a Taipéi.

“Taiwán debe tener los medios de defenderse”, dijo Antony Blinken el lunes. “Continuamos proveyendo equipamientos significativos a Taiwán con este fin”, añadió.

En Washington se multiplican los llamados a que el gobierno se comprometa públicamente a defender militarmente a la isla en caso de agresión china.

La gira europea que mantiene Biden, busca unificar criterios para frenar el avance económico global de China y posiblemente el tema Taiwán surja en estas alianzas con sus socios.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>