El carnaval tiene múltiples caras en Venezuela

Una de las fiestas más reconocidas y visitadas son los carnavales de El Callao

Las celebraciones carnestolendas en Venezuela son famosas en las poblaciones de Carúpano, Maturín, El Callao, Mérida, Barquisimeto, entre otras. Aunque cada región tiene su propia manera de celebrar el carnaval; pero la fama de algunos de estos, han traspasado fronteras.

Dos de las más reconocidas son los carnavales de Carúpano (Sucre) y los de El Callao (Bolívar), sin dejar fuera los de Puerto Cabello, que se celebran desde 1.871 y los reconocidos más recientemente como los de Barquisimeto, que han tomado auge desde el año 2000, por sus desfiles, las vistosas carrozas y la participación de comparsas, que cada año se suman más en las diferentes parroquias y se estima que se presentan más de 100. Sin embargo, este año las carnestolendas serán de menor intensidad y con poca gente en las calles, debido a la pandemia por convid-19.

Pa’ Oriente me voy

Una de las fiestas más reconocidas y visitadas son los carnavales de El Callao, en el estado Bolívar. El 31 de diciembre a las 12 de la medianoche o el primero de enero, se da el grito de carnaval y de inmediato al ritmo del calipso, las familias celebran la llegada de un nuevo año al son de los tambores y el bumbá.

El carnaval de El Callao tiene más de un siglo de práctica cultural en Venezuela y fueron declarados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. Reúne en sus calles angostas, más de tres mil participantes que desfilan trajes y disfraces de personajes históricos o imaginarios, al ritmo del calipso y otras músicas y danzas.

Esta tradición atrae a la familia venezolana, a turistas y visitantes de otras naciones, que hacen sus reservas hasta con un año de antelación, para presenciar estas fiestas y su desfile de soñadas fantasías.

Los personajes más famosos son las “madamas”, matronas antillanas, con auténticos cimientos de la identidad callaoense; los “mediopintos”, personajes divertidos que amenazan con hollín a quienes no le daban un medio para que no lo pinten; los “mineros” y los “diablos”, que son enmascarados que bailan alzando y golpean la calle con un látigo.

Hace más de una década que se le ha dado a estas fiestas la denominación de  “La Ruta del Calipso”, que abarca todo el estado Bolívar, ya que toda la tierra bolivarense festeja, hacen comparsas, carrozas, fantasías, al ritmo de la guasa. Son íconos de El Callao, Piar, Caroní y Ciudad Bolívar, poblaciones que se han convertido en destinos predilectos para pasar el asueto.

Los cultores hacen su mejor esfuerzo para engalanar las calles y sorprender con magia y tradición. Hay un alto valor y respeto a los trajes de madamas, que no son disfraces. Son trajes únicos y realmente hermosos.

Sucre registra la otra tradicional fiesta que también comienza el primero de enero, con el respectivo grito de carnaval. Es en Carúpano, que se ha convertido en una fiesta internacional por la cantidad de turistas foráneos que se integran al festín.

Lo más vistoso de estas fechas son los disfraces y desfiles de carrozas confeccionadas por los lugareños que sirven como entretenimiento a propios y visitantes. La música y los diferentes reinados también son atractivos del tradicional carnaval.

Los carnavales de Carúpano combinan gente, tradición y alegría: Los desfiles son acompañados al ritmo de bandas musicales, samba y calipso. La fiesta comienza a prepararse meses antes de la apertura oficial. El desfile se hace el Lunes de Carnaval, cuando las calles de la ciudad se llenan de carrozas, desfiles, músicos y orquestas. Durante estos cuatro días llegan cientos de turistas a celebrar las fiestas a Carúpano.

En Monagas, desde el año 1940, reúne en las calles del centro un desfile de color y alegría por motivo del carnaval, desde entonces han ganado la fama de ser una celebración caracterizada por la alegría, colorido y diversión, atrayendo así a innumerables visitantes y disputándose con Carúpano, el sitial de honor de ser los Mejores Carnavales del Oriente del país.

Maturín celebra el Carnaval como las festividades del Rey Momo, un personaje que deriva de la cultura griega, que se ha hecho popular en toda América Latina. El tradicional desfile recorre tres kilómetros con asistencia de más de 50 mil personas que disfrutan de los majestuosos diseños propios del carnaval. Esta popular fiesta también se hizo extensiva en los municipios Ezequiel Zamora, Caripe y Bolívar.

Los carnavales de Anzoátegui, con los coloridos desfiles del Oriente venezolano y proyección mundial, son esperados para disfrute de propios y visitantes durante cinco días y que además involucran a instituciones educativas y movimientos sociales.

El Paseo Colón es el escenario para esta celebración que cada noche presenta un espectáculo musical.

Esta celebración nocturna tiene su contraparte en el día. La franja costera de más de 120 kilómetros, que se extiende desde Boca de Uchire hasta Valle Seco, es por excelencia el escenario para  la realización de eventos recreativos y deportivos, en donde se dan citas miles de personas,  propios y turistas, que llegan de todo el país.

Pa´Los Llanos

Barinas y Apure tienen otra manera de celebrar los carnavales. Sus ríos son el principal atractivo que se convierten en pistas acuáticas, para la realización de eventos deportivos.

Los ríos Santo Domingo y La Acequia y en los poblados de Calderas, Altamira de Cáceres, en los municipios Bolívar y Pedraza, representan la principal opción de disfrute para compartir en familia los días de asueto de Carnaval en Barinas.

Los barineses disfrutan de las actividades deportivas existentes en Calderas y Altamira de Cáceres, que se realizan en sus ríos. Pedraza es catalogada como la capital de los ríos de Venezuela. El río La Acequia es destino para la práctica del Rafting en esta temporada.

El estado Apure es una tierra de muchas tradiciones que nacen de las costumbres de los pueblos, tal es el caso del conocido abordaje al río Apure que consiste en una competencia de cruce a nado de caballos en el río Apure, entre puerto Miranda (Guárico) y San  Fernando, cerca del puente María Nieves justo a la entrada de la capital del estado apure.

Esta competencia se realiza todos los años y se trata de la salida de los ejemplares de caballos inscritos para su paso a nado, acompañados por sus dueños en unas canoas que orientan al animal saliendo desde puerto Miranda (Guárico) hasta el sector Saque de Arena del municipio San Fernando.

Este evento tradicional rememora la hazaña de “Toma de las Flecheras ” en la gesta de independencia de Páez y sus lanceros apureños. 

El entierro de la sardina en Naiguatá clausura las fiestas de carnaval

El Entierro de la Sardina en un principio era asociado con la costumbre de enterrar un costillar de cochino, al cual se llamaba sardina, simbolizando la prohibición de comer carne durante los días de cuaresma. Hay quienes toman la festividad como una forma de atraer abundancia de pesca y fertilidad de los animales ante un nuevo ciclo de reproducción.

El poblado de Naiguatá celebra cada Miércoles de Ceniza la fiesta de la sardina, la cual preparan los pescadores de la zona. La procesión es guiada por un fiscal que despeja las calles para que pase el entierro. Un “sacerdote” y su “monaguillo” encabezan el cortejo fúnebre, compuesto por una carroza de madera adornada con palmas, flores y diferentes ofrendas y dentro va la figura de una sardina, elaborada en cartón, pintada y escarchada.

Durante el recorrido se arma la parranda con el grupo La Sardina de Naiguatá que con su música alegra a los vecinos que llevan los más raros disfraces y comparsas. El cortejo va camino al mar, donde es lanzada la sardina, mientras las “viudas” lloran y se lamentan, con lo cual se cierra el ciclo de carnaval.

Equipo de corresponsales

Sus ríos son el principal atractivo que se convierten en pistas acuáticas, para la realización de eventos deportivos.
« 1 de 16 »

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>