En Colombia se levanta polvareda ante declaraciones de Merlano

Foto: Agencias

Las declaraciones de la excongresista de Colombia Aída Merlano, ante el Tribunal Primero de Control con Funciones Vinculadas a Terrorismo de Caracas, desataron una tormenta de reacciones en el vecino país.

“La corrupción en cabeza de Merlano prendió el ventilador y confirma lo que ya sabíamos: quienes nos han gobernado desde la Presidencia han llegado con costumbres mafiosas. Ahora, como la declaración fue en Venezuela, tildarán que esta verdad es manipulación del Maduro”, expresó el senador colombiano del Polo Democrático, Alexander López, en Twitter.

Según el portal web www.semana.com el senador Iván Cepeda, aseguró que una investigación seria requiere el traslado de fiscales para que la escuchen. También aseguró que se está dando un «debate especulativo» a partir de lo dicho por la excongresista.

Asimismo, aseguró que las declaraciones de la exsenadora conservadora Aida Merlano deben ser «investigadas y corroboradas. Es necesario investigar y judicializar la versión de Aida Merlano (…) a mi modo de ver son hechos de conocimiento público. Si la señora Aida Merlano afirma tener pruebas, se pueden anexar a un proceso para que podamos tener la versión y la investigación seria», señaló.

«La señora puede decir muchas cosas, pero si no tenemos la posibilidad de que los fiscales se trasladen allá nos quedamos en discusiones especulativas», enfatizó, al tiempo que cuestionó que, según su parecer, la Fiscalía General de la Nación en Colombia «no ha mostrado voluntad para que haya traslado de fiscales» a ese país y escuchen a la exsenadora. «No creo que haya que tenerle miedo -a la versión- (…) hay que buscar que la justicia actúe (…) el fiscal debe nombrar rápidamente una delegación y que se traslade a Venezuela», indicó el senador Iván Cepeda.

Por otra parte, el expresidente de Colombia, Ernesto Samper, expresó que en el ámbito de la diplomacia como en política «uno le puede mamar gallos a los demás, pero, no se puede mamar gallo a sí mismo», y a su parecer es lo que ha hecho el gobierno de Iván Duque al pedir al autoproclamado Juan Guaidó extradite a la exsenadora colombiana, Aída Merlano, capturada en Venezuela. Refiere el portal www.radiomundial.com.ve 

Samper, también exsecretario general de la Unasur, a través de su cuenta en la red social Twitter (@ernestosamperp), señaló que podría ser la intención del Ejecutivo neogranadino impedir de esta manera que la exsenadora condenada por fraude electoral no vuelva a Colombia.

Jairo Gómez, periodista y columnista, escribió en el portal www.semana.com que esta trama corrupta electoral ha lastrado durante décadas las elecciones en Colombia. “El país queda a la espera de su versión señora Merlano, no le falle, la democracia lo necesita”, puntualizó.

De igual forma señala, “la señora Merlano posee información valiosa y reveladora de cómo se hace la política colombiana, cómo se reparten los curules al Congreso y cómo se gobierna cada departamento de los siete que componen la costa norte, por ejemplo; son verdaderas mafias al servicio de unas castas políticas que por años se adueñaron de los dineros públicos, de la contratación estatal local, regional y nacional y, en clara connivencia con empresas privadas, controlan todas las actividades económicas. Amos y señores hasta la sepultura”, exclamó. Acordó el comunicador que “esa historia (Merlano), como la del paramilitar Mancuso, es la que no quieren que se sepa, para que el país se entere de cómo ir a las urnas no es sinónimo de democracia porque las elecciones en muchas regiones, incluida la costa atlántica, son una farsa”, sentenció. 

Autoridades colombianas marcan distancia

Al parecer a las autoridades colombianas no les interesa mucho tener en su país a la exsenadora.

La vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, enemiga confesa del gobierno de Venezuela, pidió a Merlano que presente las pruebas para sustentar las denuncias en contra de la clase política del país.

La propia Fiscalía neogranadina ha marcado distancia del caso, según el portal web www.semana.com el fiscal encargado, Fabio Espitia, aseguró que una hipótesis es que las declaraciones de la exsenadora puedan responder a una estrategia de defensa.

Aseguró que la Fiscalía no tiene “más que una referencia genérica y ambigua de una serie de aseveraciones que se han copiado a través de medios de difusión masiva”.

Por esto, explicó que el ente de control no adelantará más investigaciones mientras no cuenten con las denuncias formales ante instituciones colombianas. “Frente a cualquier afirmación que haya dado ante autoridades extranjeras, no tengo nada diferente a decir que no existe ningún elemento en Colombia que nos permita adelantar alguna indagación”, dijo Espitia. 

Sin embargo, lo que más llamó la atención es que sembró un manto de duda sobre la veracidad de las declaraciones de la excongresista. “Cuando tengamos las revelaciones, si efectivamente sucedieron, podemos mirar si se trata de una denuncia por la que hubo fundamento (…) o si simplemente se trata de una estrategia de defensa; (…) esa puede ser una de las hipótesis”, sostuvo.

Cuando se le indagó si se buscará tramitar ante el Gobierno de Nicolás Maduro la posibilidad de escuchar en persona a Merlano o acceder a documentación adicional, aseguró que, como ha reiterado en múltiples ocasiones, el manejo de las relaciones internacionales no es de la órbita de la Fiscalía sino del Jefe de Estado. “No podemos acceder a ningún tipo de documentación frente a unas autoridades que no se encuentran reconocidas por el Estado colombiano”, explicó.

A pesar de los cuestionamientos en ese país, Venezuela no ha recibido aún del gobierno de Iván Duque solicitud alguna de extradición de Merlano.

Enlaces patrocinados