En la pelota | “¡Aunque Ud, no lo crea!”, Nationals mejores sin Harper

ST LOUIS, MISSOURI - OCTOBER 11: The Washington Nationals celebrate their teams 2-0 win over the St. Louis Cardinals in game one of the National League Championship Series at Busch Stadium on October 11, 2019 in St Louis, Missouri. Jamie Squire/Getty Images/AFP

Aperitivo publicado la semana pasada aquí mismo…: “Los Astros tienen la rotación de mayores éxitos en estos días, con Justin Verlander, Zack Greinke y Gerrit Cole. Este trío y una poderosa alineación, exhiben a los muchachones de Houston en esta postemporada, como superiores, incluso que los Dodgers”… Digo yo, ¿no?

Interesante sería la Serie Mundial Astros-Nationals.

En la época de los Senadores, 1901-1972, solía decirse de la ciudad de Washington…: “¡Primera en la paz, primera en la guerra, última en la Liga Americana!”.

Pero en 1924, la familia presidencial de Estados Unidos asistió a la inauguración de la primera Serie Mundial de los washingtonianos, el presidente, Calvin Coolidge, su madre, Mary Ann, y la esposa, Grace, entre otras 35 mil 760 personas que sí pagaron por entrar.

Única Serie ganada por los Senadores, cuando aún sufrían las Grandes Ligas por el desastre de 1919, con los ocho Medias Blancas vendidos a los apostadores, y perdieron la Serie Mundial ante los Rojos.

Por aquellos años, ganarles a los Yankees la temporada y a los Gigantes el clásico de otoño, era una hazaña, y eso hicieron los Senadores en Washington y Nueva York ese año ’24.

Y sin que su lanzador estelar, Walter Johnson, pudiera ganar en sus dos primeras salidas. Cayó derrotado en el primero y en el quinto juegos. Al final, necesitaban los Senadores dos victorias consecutivas para no irse a casa sin tomar champaña. Lo lograron con pitcheo de Tom Zachary, quien también había ganado el segundo, más final de 12 innings, por Johnson, quien recuperó así el prestigio.

Casi en seguida, Washington cayó en las únicas otras dos Series Mundiales en su existencia. En 1925 frente a Piratas, en 1933 ante Gigantes.

Ahora con unos reencauchados Nationals, que fueron Expos hasta 2004, podrían aparecer frente a los poderosos de Houston, como quien dice…

Han logrado escalar tal posición los capitalinos, así, tan cerca de la Serie Mundial, inmediatamente después de haber salido de su pelotero más costoso, Bryce Harper, a quien los eliminados Phillies pagan ahora más de 27 millones de dólares anuales, ¡hasta 2031, cuando el hombre habrá cumplido sus 43!… “Cosas veredes, amigo Sancho.

Los Astros buscarían su segundo triunfo de Serie Mundial en dos años. Les ganaron a los Dodgers en 2017 y la habían perdido en 2005, frente a los Medias Blancas.

Sensacionales rósters en series por el título

Claro, no siempre se dá la Serie Mundial que a uno le parece a la vuelta de la esquina. Ahora también podrían ser Yankees-Cardenales, Yankees-Nationals o Cardenales-Astros, ¿por qué no?

Lo cierto es que en estas dos series por los campeonatos figuran cuatro sensacionales rósters. Los Astros con el mejor pitcheo, los Yankees con tradición y poder al bate, los Cardenales en gran momento de “todo-les-sale-bien” y los Nationals inspirados porque se fue Bryce Harper.

Yankees-Astros es una reprise de la de 2017, que fue memorable.

“Siempre tienen rósters bien armados” opinó el shortstop boricua de los Astros, Carlos Correa.

Astros: tremendo equipo, con tremendo manager

El joven mánager A.J. Hinch, está en campaña sicológica en el clubhouse, para que sus Astros olviden la triunfal temporada, tomen lo de ahora como algo nuevo. Señaló…:

“Les he hecho ver el caso de los Dodgers, quienes son un extraordinarios, pero se vienen abajo cuando más falta hace estar arriba.

“En estos playoffs y en la Serie Mundial hay que olvidar la temporada. Esto es diferente. Los juegos son los mismos, nada distinto hay cuando cantan play ball y comienza a jugar la pelota. Pero el entorno sí es otra atmósfera, que uno debe dominar para llegar a la acción anímicamene en forma”.

Sin embargo, Hinch también dijo que haber visto lo de los Dodgers antes de su juego decisivo, nada tuvo que ver con la victoria, “porque bien sabíamos y respetábamos lo que podían hacer los Rays”.

Hinch tiene tremendo equipo. Pero él es tremendo mánager. Más allá del beisbol, estar al frente de tantos estelares, requiere una paciencia y una tolerancia muy especiales.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com