Enviada de Guaidó a Chile renunció porque nunca fue reconocida

Guarequena Gutiérrez, quien pretendiera ser «embajadora» en Santiago de Chile de Juan Guaidó, renunció a su función de representante del diputado en ese país el pasado 31 de mayo, después de más de un año de esperar en vano ser reconocida por el gobierno de Sebastián Piñera, según lo declaró ella misma al portal web El Dinamo.

Por el contrario, la ex directora e Administración y Finanzas de la Asamblea nacional, explica que la negativa del ejecutivo chileno la conduciría a una situación de permanencia ilegal en ese país:

“Al no ser acreditada por Chile como embajada debo cotizar en AFP, tener una relación laboral, porque para poder pedir la (residencia) definitiva y permanecer en Chile debo cumplir con reglamentos laborales y no los tengo, esto me preocupa a largo plazo”, dijo Gutiérrez al portal, y agrega que durante su estadía nunca recibió paga por de parte de Guaidó, lo que la ha obligado a pedir dinero prestado.

Gutiérrez no es la primera enviada de Guaidó que abandona el cargo. Ya lo había hecho el representante ante el gobierno de Iván Duque en Bogotá, Humberto Calderón Berti, quien denunció hechos de corrupción de varios enviados del diputado de Voluntad Popular en Colombia, y también dejó el cargo Thamara Sujú, quien fungía como tal en la República Checa.

Enlaces patrocinados