Escuelas alistan bioseguridad para el regreso a clases

En La Guaira colocan puntos de desinfección y señalizaciones

Las escuelas públicas y privadas de La Guaira se las ingenian para diseñar las señalizaciones, ubicar los puntos de desinfección y la delimitación de espacios, como parte de las medidas de bioseguridad para el retorno a clases presenciales el próximo 25 de octubre.

El equipo de ÚN realizó un recorrido por algunos centros educativos del litoral para conocer el proceso de adecuación que deben hacer 315 colegios de la región, y conocer las experiencias o referencias sobre esta nueva normalidad educativa en tiempos de covid-19.

Divididos

80% de la infraestructura escolar de La Guaira cuenta con salones y espacios amplios y abiertos, que facilitan el flujo y evita la aglomeración de personas, indican fuentes de la Zona Educativa, lo que ha permitido el uso de etiquetas, señalizaciones y hasta demarcación en pisos, pupitres, paredes y bancos para guardar la distancia de un metro y medio entre personas.

Hasta se ha hecho la división de los patios y canchas, en dos o cuatro cuadrículas, para hacer actividades físicas o fuera del salón, tomando en cuenta la recomendación de los espacios ventilados.

“Hay que planificar dos secciones de clases a la semana por curso, al ser divido en dos grupos el salón de clases, siendo los días viernes para asesoría pedagógica”, dijo Jorge Liendo, jefe de División de Niños, Niñas, Adolescentes y Educación de la Zona Educativa de La Guaira, al hacer referencia a la escuela como un espacios seguro.

El mayor reto será el control de flujo de personas y el contacto entre sí en las instalaciones educativas. Para ello diseñaron un circuito de entradas y salidas, áreas de desinfección y horas de uso común, como es en el caso del Colegio Fe y Alegría.

“Cada salón de clases tendrá un punto de desinfección, además de la entrada. Más que limitar la matrícula por salón, es llevar el control de los grupos de estudiantes, por lo que deben contar todos con sus utensilios personales”, dijo Simón Méndez, director de la Escuela Republicana del Panamá.

Esta dinámica varía según la población escolar, ubicación geográfica y la realidad de cada colegio, como es el caso de la Escuela Estadal La Guaira: un colegio pequeño, con una sesión por grado escolar.

“Los salones recibirán entre 7 a 10 niños por sección, para dejar un pupitre entre cada alumno y poder mantener la distancia social”, dijo María Campos, directora de la Escuela La Guaira, quien destacó el valor del personal obrero, así como la Brigada de Bioseguridad y Sanidad.

Indicó que el salón de clases se redimensiona. Será un espacio lúdico y dinámico, ya que prevé que la hora del recreo o de comer se realice en el mismo pupitre.

Experiencia

Fraymar Delgado es estudiante de cuarto grado, en un colegio privado en Catia La Mar, formó parte de la primera prueba de contacto que organizan colegios públicos y privados para el regreso a clases bajo la medidas de bioseguridad.

“Cuando llegamos al colegio, la maestra nos dijo que debemos permanecer a un metro de distancia, que debemos usar el tapabocas en todo momento, no podemos compartir el agua ni útiles escolares o personales”, indicó Delgado.

Cataloga la experiencia como una rutina diaria para salir o entrar a casa. “Para mí fue normal, porque ya esas normas las hacemos en casa, solo que ahora hay pocos niños, además que estaba identificado lo que deben hacer hasta donde ir”, afirmó.

Estos primeros acercamientos permiten poner a prueba los planes de bioseguridad en las escuelas, evaluar procedimientos y hacer ajustes ante la ruta, señalizaciones y acciones de bioseguridad.

Los padres y representantes forman parte de esta experiencia. Indican que es un ejercicio de “empatía, de soltar los miedos y recibir a la maestra, quien explicó cómo iban a trabajar y las normas de bioseguridad”, expresó Magdelia Adrián, representante de Fraymar.

Obras en lara

El programa escolar Una Gota de Amor para mi Escuela en Resistencia ejecutó trabajos de refacción en la Unidad Educativa Doctor José Gregorio Hernández y Francisco Tamayo de Barquisimeto, como parte del inicio del nuevo año escolar de manera presencial, previsto para el 25 de octubre, informó el gobernador Adolfo Pereira.

”Llevamos un mes reimpulsando el programa escolar, recuperando preescolares, escuelas y liceos para poder iniciar las clases presenciales”, destacó. El mandatario regional señaló que en la Unidad Educativa Doctor José Gregorio Hernández fue pintada la fachada, se repararon baños, se instalaron luminarias, desmalezaron y recolectaron desechos, igualmente se avanza en las reparaciones de los espacios deportivos.

El mayor reto será el control de flujo de personas y el contacto entre sí en las instituciones
 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>