InicioMundoEstabilidad estratégica centrará conversaciones Putin-Biden

Estabilidad estratégica centrará conversaciones Putin-Biden

El presidente ruso, Vladimir Putin; y su homólogo estadounidense, Joseph Biden, debatirán durante la reunión del 16 de junio en Ginebra, la estabilidad estratégica y el desarrollo de las relaciones bilaterales , indicó el Kremlin de Moscú, tal como lo destaca la nota divulgada por la agencia de noticias Prensa Latina.

La Presidencia rusa detalló que en este encuentro también analizarán temas de actualidad en la agenda internacional, entre ellas la interacción en la lucha contra la pandemia de Covid-19 y la solución de conflictos regionales, siendo la primera reunión personal entre Putin y Biden, desde la toma de posesión de este último como presidente de Estados Unidos.

Incluso, el viaje a Ginebra también marcará la primera visita al extranjero de Putin desde enero de 2020, cuando visitó Israel y Palestina.

De acuerdo a expertos, la conversación entre el canciller ruso, Serguéi Lavrov, y el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, en Reykiavik, el pasado 19 de mayo, sirvió para aflojar tensiones bilaterales y para ajustar la agenda de la próxima cita de sus mandatarios.

De hecho, el diálogo en la capital de Islandia, en el marco de la reunión del Consejo Ártico, constituyó el primer acercamiento oficial entre el Kremlin y la nueva administración de la Casa Blanca, aunque quedaron claros los muchos obstáculos por el medio, siendo el foco central la acusación de ‘asesino’ del presidente estadounidense, Joseph Biden, contra su homólogo ruso, Vladimir Putin, por un grupo de nuevas sanciones hacia la nación euroasiática, y por una crisis diplomática sin precedentes.

Ante ese escenario, el propio hecho de que Lavrov y Biden se sentaran a la misma mesa para revisar una larga lista de diferencias, fue considerado positivo por ambas partes y por expertos conscientes de que de esas conversaciones serían el preámbulo de la cumbre Putin-Biden, al frente de dos de las mayores potencias económicas y nucleares del planeta.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia calificó de constructivas las conversaciones con su homólogo de Estados Unidos y subrayó que existe un entendimiento de la necesidad de superar ‘la situación malsana’ que se ha desarrollado en los años anteriores.

Los diplomáticos reiteraron la voluntad de sus gobiernos de limar asperezas y manifestaron la posibilidad de discutir diversos temas como el Plan de Acción Integral Conjunto vinculado al programa nuclear iraní, los problemas en la península coreana y en Afganistán.

El jefe de la diplomacia rusa reiteró la disposición de su país de examinar con EEUU todas las cuestiones, sin excepción, aunque solo en un diálogo franco y de respeto mutuo.

Lavrov opinó que Moscú y Washington deben cooperar ‘en las esferas donde nuestros intereses coinciden y donde podemos sacar un resultado positivo’, en particular, en la estabilidad estratégica y en la resolución de conflictos.