InicioMundoEstado de emergencia por derrame de petróleo en California

Estado de emergencia por derrame de petróleo en California

Este lunes se produjo un derrame masivo de petróleo en las costas de California, Estados Unidos, razón por la que el gobernador de esa entidad, Gavin Newsom, declaró el lunes un estado de emergencia en el condado de Orange, en el sur del estado. De esta manera, pretende apoyar la respuesta de emergencia frente a la costa de Huntington Beach.

“El estado se está moviendo para reducir la burocracia y movilizar todos los recursos disponibles para proteger la salud pública y el medio ambiente”, dijo Newsom en un comunicado público.

“Mientras California continúa liderando la nación en la eliminación gradual de los combustibles fósiles y la lucha contra la crisis climática, este incidente sirve como un recordatorio del enorme costo que los combustibles fósiles tienen para nuestras comunidades y el medio ambiente”, señaló el político.

Según el gobernador, miles de barriles de petróleo crudo se vertieron desde un oleoducto al Océano Pacífico aproximadamente a cinco millas (unos 8 kilómetros) de la costa de Huntington Beach, en el condado de Orange en aguas federales.

La Guardia Costera de Estados Unidos inició inmediatamente un esfuerzo de respuesta de emergencia para localizar, confinar e intentar eliminar el petróleo del agua. El derrame de petróleo ha impactado y continúa amenazando el medio ambiente y la vida marina en el área.

Newsom señaló que ha ordenado a las agencias estatales que emprendan una acción inmediata y agresiva para limpiar y mitigar los efectos del derrame de petróleo.

Las autoridades dijeron que el derrame, informado por primera vez el sábado por la mañana, podría haber vertido hasta 144.000 galones (alrededor de 545.099 litros) de petróleo en el océano.

Peces muertos

Las autoridades están investigando si el ancla de un barco pudo haber sido el desencadenante del vertido al chocar con el oleoducto que transporta el crudo desde una plataforma en el Pacífico.

“Sí, es uno de los distintos escenarios que se están investigando”, señaló Willsher al ser preguntado sobre si el golpe de un ancla es la razón de este derrame.

De momento, los municipios de Huntington Beach, Newport Beach y Laguna Beach, todos ellos en el condado de Orange, al sur de Los Ángeles, son los damnificados por el derrame de la plataforma petrolera.

Para evitar males mayores entre la población, las autoridades han decidido clausurar las principales playas afectadas, desde el muelle de Huntington Beach hasta las de Newport Beach.

Brianna Gonzales, vecina de Huntington Beach, explicó a Efe que “nunca” había visto tantos peces muertos en la costa californiana como en los últimos tres días, aunque este lunes la mayoría ya habían sido retirados de la costa por los servicios de limpieza.

Piden fin de la era del petróleo

Ante esta catástrofe ecológica, el grupo ambientalista Sierra Club, uno de los más antiguos e influyentes del país, considera que EE.UU. debe iniciar una transición de las explotaciones petroleras “hacia un futuro energético más saludable, seguro, y limpio”.

“¿Cuántos más de estos derrames tendremos que presenciar antes de que nuestros líderes electos comprendan que no existe una manera segura de extraer y transportar los combustibles fósiles?”, se preguntó en declaraciones a Efe Monica Embrey, directora de uno de los programas de Sierra Club.

Por su parte, el grupo GreenPeace calificó esta situación de “inaceptable” y pidió “el fin de la era del petróleo”.