Este viernes inicia el VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba

El logo del VIII Congreso del PCC. Foto Cortesía

La conceptualización del modelo de desarrollo, trazada en el Séptimo Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), marca líneas de continuidad con el Octavo cónclave de la organización, cuando restan hoy pocas horas para su inicio.

Los cerca de mil delegados reunidos en el Palacio de Convenciones de esta capital del 16 al 19 de abril del 2016, fueron testigos entonces de la exposición en la máxima cita partidista del proyecto para el progreso económico y social del país caribeño.

Como señaló el informe central del Séptimo Congreso, presentado por el primer secretario del PCC, Raúl Castro, el objetivo de dicho documento fue fundamentar los rasgos primordiales del modelo, de modo que sirva de guía teórica y conceptual a la construcción del socialismo.

Todo ello, en ‘correspondencia con nuestras características y esfuerzos propios, tomando como base la historia de la nación y del proceso revolucionario, la cultura, las condiciones internas y la situación internacional, además de las experiencias de otros países’, señaló.

Entre los puntos más destacados de este VIII Congreso, se encuentran:

El retiro de Raúl Castro

Tres años después de haber dejado la presidencia, Raúl Castro, de 89 años, cederá el máximo puesto de primer secretario del partido al presidente, Miguel Díaz-Canel, de 60 años. El ex gobernante prevé retirarse para “cuidar (de sus) nietos” y descansar, como lo sugirió, en broma, durante el último congreso de la organización en 2016.

El rescate de lo económico

Las acentuadas sanciones estadounidenses, el bloqueo persistente y la pandemia del covid, han afectado significativamente a la isla. En este Congreso el tema será abordado en busca de nuevas oportunidades para elevar el nivel de vida de la población y solucionar las carencias producidas por el cerco contra el Gobierno y el pueblo cubano.

El “acercamiento” con Estados Unidos

La elección de Joe Biden como presidente de Estados Unidos suscitó grandes esperanzas en Cuba. Tras cuatro años de fuertes sanciones de Donald Trump, llegó un mandatario que prometió en campaña dar marcha atrás, al menos parcialmente.

Pero tres meses después de su investidura, no ha dicho una palabra sobre la isla y su administración se mantiene firme en sostener las sanciones que pesan contra la isla.

El Congreso abordará nuevas estrategias para retomar los avances alcanzados en la administración Obama, cuando se relajaron algunas de las medidas tomadas contra Cuba por parte de Estados Unidos.

La vacuna cubana

Ni el aislamiento al que se ha sometido al pueblo cubano, ha podido frenar la voluntad científica de la isla, un ejemplo en toda la región latinoamericana. En plena pandemia, Cuba desarrolla hasta tres vacunas contra el coronavirus, dos de las cuales se encuentran en su tercera fase de pruebas.

Cuba sería entonces “el primer país de América Latina y del Caribe que produce su propia vacuna contra el virus”, celebra el representante de la OMS en el país, José Moya.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>