InicioMundoFranceses rechazan otra vez la obligatoriedad de vacunación anticovid

Franceses rechazan otra vez la obligatoriedad de vacunación anticovid

Unos 200 manifestaciones se echaron a las calles de París este sábado para protestar, por noveno sábado consecutivo, contra la obligación del certificado sanitario que se está solicitando para permitir el ingreso a muchos actos públicos y contra la imposición de la vacunación a ciertos colectivos profesionales, como el personal sanitario, recoge AFP.

La intención de esta nueva convocatoria es la de sumar más personas a estas protestas que se venían realizando con cierta popularidad, pero que han perdido fuerza por desgaste y también por l las medidas anunciadas el 12 de julio por el presidente, Emmanuel Macron.

Según los datos del Ministerio del Interior, el 4 de septiembre hubo 141.000 personas en los cortejos, después de los 165.000 contabilizados el 28 de agosto, 175.000 siete días antes y 215.000 el 14 de agosto.

En París, donde las fuerzas del orden estaban desplegadas ya deplegadas en varios lugares de paso de las manifestaciones a primera hora de la tarde, se han convocado al menos cuatro manifestaciones, con organizadores de cariz ideológico muy heterogéneo.

En las últimas semanas se han producido algunos incidentes al final de las marchas tanto en la capital como en algunas otras ciudades, con enfrentamientos con la policía y detenciones.

Esta nueva jornada de oposición a la ley adoptada de urgencia en julio para luchar contra el coronavirus se produce a cuatro días de que entre en vigor una de sus disposiciones: la obligación de la vacunación para los sanitarios y otros colectivos que trabajan de forma cotidiana con personas frágiles como mayores.

Desde comienzos de agosto, el certificado sanitario -que acredita tener la pauta completa de vacunación, haber superado la covid hace menos de seis meses o tener un test negativo de menos de 72 horas- es necesario para acciones habituales de la vida social como tomar algo en un bar o en un restaurante, ir al cine, visitar un museo o presenciar un partido en un estadio.

Los que trabajan de cara al público en todos esos lugares también tienen que presentarlo desde finales de agosto.

Estas disposiciones legales han acelerado el proceso de vacunación. Hasta ahora, un 73,5 % de la población francesa ha recibido al menos una dosis y un 68,9 % ya ha finalizado la pauta de inmunización.