Incrementan la cría de animales y el cultivo de rubros en el país

Como parte de los avances de la Fundación Misión Negra Hipólita (Fmnh) en el área de socioproducción se han recuperado 50 espacios productivos en las Comunidades Terapéuticas Socialistas (CTS), con la habilitación de espacios hídricos para conseguir el suministro de agua y desarrollar la siembra.

El Director Nacional de Socioproducción de Fmnh, C/N Alexander Antonio Molina, informó que se ha logrado la cría de más de 50 cerdos, 300 gallinas ponedoras, 100 pollos de engorde, 20 caprinos, ovinos y conejos, en las (CTS) Generalísimo Francisco de Miranda, Okeimá y Gran Mariscal de Ayacucho.

Señaló que desarrollan proyectos con el sector privado para impulsar la apicultura y la piscicultura en algunas CTS. “Se han mantenido otras actividades como la artesanía, elaboración de manualidades, confección textil y la fabricación de jabones para el aseo personal, carpintería, herrería”, expresó Molina.

Molina explicó que en estas unidades de tratamiento de la Fundación Misión Negra Hipólita se desarrollan otras actividades que permiten su sostenibilidad, sustentabilidad y autogestión. En este sentido, se activaron las barberías comunales y las panaderías en las 11 Comunidades Terapéuticas Socialistas (CTS), como son: Livia Gouverneur, Alberto Lovera, Teresa Heredia, Antonia Rojas, Okeimá, Generalísimo Francisco de Miranda, Gran Mariscal de Ayacucho, Manuela Sáenz, Pedro Briceño Méndez, Armando Reverón, Tijancá.

Potencialidades socioproductivas de las CTS

Las Comunidades Terapéuticas Socialistas (CTS) son unidades de tratamiento de la Fundación Misión Negra Hipólita (Fmnh) y actualmente existen 28 en funcionamiento, de éstas 21 fueron inspeccionadas por la Dirección Nacional de Socioproducción.

Se determinaron las potencialidades y capacidades de los espacios para impulsar la socioproducción, y por esta razón se inició el cultivo de diversos alimentos de ciclo corto, además de la cría de lombrices para hacer humus y abono orgánico para mejorar los cultivos de caña de azúcar, calabacín, cacao, pepino, maíz amarillo y blanco, caraotas, ocumo, cambur, cebolla, espinacas, cebollín, aguacate, lechuga, Cilantro, pimentón, yuca, topocho, tomate y café. Frutas como lechoza, patilla, coco, guanábana, limón, tamarindo.

Asimismo, se fortalecerá el cultivo de plantas medicinales entre las que destacan Orégano, Valeriana, Hierbas Luisa, Buena y Mora, Albahaca Morada y Blanca, Yanten, Acetaminofén, Mara de Caraña, Onoto, Anís Estrellado, Flor de Jamaica, Moringa Y Eucalipto. Y las ornamentales como la Corona de Cristo, Rosa, Girasol, Trinitarias, Cayenas Crotos y Palmeras.

Asimismo, Molina, quien comentó que la mayoría de estos alimentos se cultivan mensualmente, “son esenciales para elaborar comidas con buen aliño, sabor y le otorgan excelentes beneficios a la salud de los ciudadanos en atención. Permiten el abastecimiento interno y la autogestión”.

Resaltó las alianzas que mantiene la Fmnh con otras instituciones públicas, privadas para fortalecer el área agrícola, pecuaria y de servicios dentro de las Comunidades Terapéuticas Socialistas (CTS) del país, las cuales permiten conseguir las semillas para iniciar los cultivos.

Al igual que el suministro de los insumos para crear los tanques de cría de cachamas y la producción de abejas, y la materia prima que permita la elaboración de lencerías, uniformes, los productos químicos utilizados en la elaboración de jabones y las herramientas que sirvan al desarrollo de la carpintería y herrería dentro de las CTS.

Beneficios de la socioproducción en los ciudadanos en atención

Los ciudadanos en condición de calle una vez que reciben la atención de la Fundación Misión Negra Hipólita (FMNH) son diagnosticados. Luego se les ofrecen tratamientos terapéuticos como medicamentos en caso de necesitarlos, educación, valores, hábitos, cultura y actividades laborales para lograr su reinserción social.

En este sentido, Molina manifestó que “las actividades socioproductivas aplicadas como terapias son fundamentales para los ciudadanos en atención, porque les permite aprender un oficio y desarrollar habilidades que les ayudará a convertirse en personas emprendedoras y útiles a la Patria”.

Otro de los beneficios es el desarrollo de destrezas para la confección y costura de diversas piezas de vestir. Al igual que en la cocina se les enseñan diversas técnicas para que puedan hacer pan y elaborar diferentes dulces y tortas.

También, las jornadas de barbería y peluquería en las que se les mantiene su estética personal y se les enseña cómo cortar el cabello, para que puedan practicarlo dentro de la CTS.

La capacitación en las áreas socioproductivas se realiza de forma constante y se les entregan las respectivas certificaciones por parte del Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces), Misión Vida Productiva.

Enlaces patrocinados