Jacinto Jiménez, un bobureño que baila la burriquita y lee ÚN

Jacinto Manuel Jiménez Goitía “El Topo Yiyo”

Jacinto Manuel Jiménez Goitía nació el 17 de septiembre de 1947 en Guama, Yaracuy. Desde muy niño se dedicó a la cultura popular. Con apenas 14 años comenzó a interpretar el personaje que lo haría famoso durante el resto de su vida: la querida burriquita. El cultor popular ha visitado Colombia, Perú, Argentina y Estados Unidos con su personaje y en Venezuela ha participado en infinidad de festivales, incluyendo el Encuentro Nacional de Burriquitas que cada 30 de septiembre, desde 2016 cuando se declaró Patrimonio Cultural de la Nación, se celebra en diversas regiones. Este cultor es asiduo lector de Últimas Noticias, diario al que considera como “el mejor de la bolita del mundo”.

Hablar de cultura en Yaracuy es hablar de personajes folclóricos que ponen su toque de color en distintos rincones del estado. El Topo Gigio, nombre con el que popularmente se conoce a Jacinto Jiménez, todos los días se pone su traje de burriquita y sale a las calles a llevar alegría a quienes se atraviesan en su camino. Actualmente vive en Boraure, pueblo donde hace 42 años se rodó la película de César Bolívar Juan Topocho. De allí sale a San Felipe a pararse en las esquinas, centros comerciales, plazas y demás lugares públicos a llevar su arte.

Siempre anda alegre, con una sonrisa lista para regalar a quien se pare a ver su tradicional baile. “Nací para ésto, definitivamente me encanta”, lo dice con esa particular forma de ser por la que es muy querido en el pueblo.

Jacinto Jiménez comenta que su apodo lo debe a una vez que hubo una presentación en San Felipe con el Topo Gigio, el recordado personaje italiano que aquí en Venezuela lo acompañaba Gilberto Correa. “Hice una imitación del muñequito y gustó tanto que me apodaron con su nombre. Me gusta mucho que me llamen así”, expresa con su siempre afable sonrisa.

ÚN cambió la historia. Aunque no recuerda con exactitud cuando empezó a circular Últimas Noticias en Yaracuy, sí tiene en su mente algunos momentos que contribuyeron a cambiar la historia. Por ejemplo, cuando se inauguró la autopista centro-occidental que en ese entonces se llamaba Rafael Caldera y hoy se denomina Cimarrón Andresote. “Cuando algo importante de nuestro estado salía en Últimas Noticias nos sentíamos muy orgullosos y no cabíamos de la emoción”, relata entusiasmado.

Jacinto considera a Últimas Noticias como el diario de mayor trascendencia en el país, por las informaciones que transmite y por el apoyo que brinda al pueblo y a sus manifestaciones culturales. “Es un periódico que siempre está pendiente de la cultura, si no…¡fíjate, me estás entrevistando! y no por ser Topo Gigio, sino por ser parte de nuestra cultura popular”. Recuerda, incluso, titulares que para él conmocionaron a Venezuela y al mundo entero.

“El 12 de abril de 2002, cuando vi a Últimas Noticias con letras bien grandes que decían ‘Chávez se rinde’, quedé impactado. Eso y todo lo vivido me quedó muy marcado en la mente”.

Topo Gigio continúa su relato y señala que “internet es buena, pero es mala”. Dice que para leer ÚN en Yaracuy, por los momentos, solo se puede hacer por internet, lo cual al Topo Gigio no le gusta mucho porque no es muy amante de la tecnología. Considera que internet es muy buena porque informa oportunamente; pero, a la vez, es mala porque aleja a las personas de la cultura.

“Hoy los niños prefieren un celular que un papagayo, un videojuego que unas metras, un reguetón que la burriquita, y todo es por culpa de internet”, afirma con algo de nostalgia; pero sin dejar a un lado su sonrisa mientras se despide bailando con su burriquita.

Arte original

Jacinto Manuel Jiménez Goitía es hijo de José Jiménez y María Graciela Goitía.

Estudió algo de bachillerato, y como él dice: “¿pa’ qué más?, sí así soy feliz”. Es cultor popular, fiel representante del tradicional
baile de la burriquita, la cual pasea por calles, plazas y todo espacio donde pueda entretener a su pueblo.

Su frase: “Si quieres ser tú mismo, tienes que ser original”, no recuerda quién la dijo, pero marca su filosofía de vida. Resume la burriquita en una palabra: amor.

Puede verse siempre en las esquinas del centro de San Felipe
 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com