Luis Britto García: Contrato Guaidó-Goudreau es un pacto mafioso

Archivo

El contrato ilegal, írrito y magnicida firmado entre Juan Guaidó y el mercenario estadounidense Jordan Goudreau, de la empresa SilverCorp para asesinar y derrocar al gobierno legítimo de Venezuela, es una copia de lo que se hacía en la época de los piratas y representa el más vil e insólito de la historia nacional.

“Es uno de los documentos quizás el más infame de la historia de Venezuela. Vale la pena analizarlo y reflexionar sobre él”, dijo el intelectual y escritor venezolano Luis Britto García, durante un programa especial en Venezolana de Televisión, para analizar el impacto altamente dañino que pretendían realizar los mercenarios junto a una parte de la oposición venezolana.

Britto García recordó que en los siglos 16 y 17, las potencias navales de la época utilizaban los “servicios “ de piratas para invadir, ocupar y saquear regiones y países diverso, que se caracterizaban por tener tres grandes elementos:

  1. Los piratas suscribían contratos minuciosamente redactados sobre cómo se iban a repartir el botín entre los mandantes y los “prestadores” del servicio.
  2. Esos piratas estaba apoyados por los reyes de las potencias quienes siempre negaban su participación.
  3. En la historia de Venezuela, una reina inglesa le entregó un galeón a un famoso pirata para incursionar en Venezuela y teóricamente ella no estaba haciendo nada ilegal.

“Se trata de una complicidad total de un acto delictivo”, sentenció el intelectual, al vincular estas acciones del pasado con lo que se quería hacer contra Venezuela en pleno siglo XXI.

“Jurídicamente es un contrato írrito y además tiene por objetivo la suplantación de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana por una banda terrorista extranjera, por tiempo indefinido y sin ningún límite en sus actuaciones para atacar a objetivos civiles y militares”, resumió sobre los detalles que están contenidos en el documento hecho público.

“Este contrato fue publicado en el diario The Washington Post, y la oposición no puede decir que lo está inventando el gobierno venezolano”, advirtió en referencia a las relaciones que hizo sobre los venezolanos y extranjeros involucrados en la felonía asesina.

Al ser firmada por representantes de una empresa extranjera estadounidense que finge ser privada, Britto García alerta que “actúa bajo protección, apoyo y financiamiento de gobernantes imperiales contra Venezuela”.

“Es un contrato criminal y un pacto mafioso y además suscrito sin la menor vergüenza por representantes de alguna oposición venezolana porque no creo que toda esté de acuerdo con esto”.

Alertó que este llamado “contrato” por tener un objeto ilícito no es válido y representa una confesión delictiva, con tres grandes rasgos:

  1. “Uno no puede contratar para un asesinato. Si ese contrato se incumple ningún juez podría decir cúmplase ese objeto del contrato y asesine a la persona a eliminar”.
  2. “Este contrato es en dólares, falta cualquier motivación política, ideológica, el único objeto del contrato es la liquidación física del presidente y de los venezolanos y del cobro en dólares”
  3. “Aquí se habla directamente de eliminación del gobierno y sus principales funcionarios y de cualquier venezolano por las fuerzas de ocupación”, denunció.
Pagarse y darse el vuelto:

El también abogado, destacó que el documento establece claramente unas condiciones leoninas para el pago del “servicio” contratado.

Aquí determinó que Guaidó firmó para comprometerse a pagar más de 212 millones de dólares, pero en realidad él ni sus cómplices aportarían ningún centavo, sino de los recursos robados vilmente a las cuentas en el extranjero por parte del gobierno norteamericano. 

“Se habla de unos pagos y se dice que EE.UU. no está involucrado. Pero es que Guaidó no tiene la disposición directa de los recursos robados a Venezuela que serían usados para liquidar al país. Se lo tiene que autorizar el Departamento del Tesoro de EE.UU.”, denunció. “Los opositores son mezquinos con su dinero, solo pueden ser aportados por el Tesoro de EE.UU. que está implicado con esta acción criminal”.

Acusó al gobierno de Donald Trump y toda la autoridad gubernamental estadounidense de eser corresponsables de esta delictiva actuación contra la soberanía de Venezuela y por tanto son cómplices. “Uno no puede instigar un delito sin hacerse cómplice”.

En este sentido, citó varios artículos del Código Penal Venezolano, en especial el 4to, que detalla los tipos delictivos en que incurren tanto venezolanos como extranjeros que intenten derrocar al gobierno, hacer daño a las poblaciones y desintegrar al país. 

Britto Gracía adelantó que se publicará próximamente un extenso análisis sobre este insólito documento que es vergüenza para los venezolanos que lo rubricaron y pretendieron hacer efectivo. /VTV

Enlaces patrocinados