Más de 2.000 desplazados por violencia en un pueblo de Colombia

La violencia en la zona del Cauca sigue desplazando a miles de personas. Foto EFE

Más de 2.000 personas han abandonado el pueblo colombiano de El Plateado, en el convulso departamento del Cauca (suroeste), por enfrentamientos entre grupos armados ilegales que suceden desde el viernes pasado, informó la Defensoría del Pueblo.

Ese organismo detalló que la confrontación armada se extendió hasta la tarde del sábado y provocó “el desplazamiento masivo de más de 2.000 personas” que huyeron a otras zonas urbanas del municipio de Argelia, del que hace parte El Plateado.

“Estos hechos han tenido lugar en el casco urbano del corregimiento (pueblo) de El Plateado, con más de 6.000 personas de la población civil expuestas ante el uso de artefactos explosivos convencionales y no convencionales por parte de los actores armados ilegales”, agregó la Defensoría en un hilo de Twitter.

Durante los enfrentamientos fue asesinado el soldado Deninson Ayiver Gaviria Muñoz.

“En el corregimiento de El Plateado nuestro soldado Deninson Ayiver Gaviria Muñoz (…) ofrendó su vida en defensa de la soberanía y la seguridad de los colombianos. Elevamos plegarias por su descanso eterno”, afirmó el comandante de la Tercera División del Ejército, general Marco Vinicio Mayorga.

En el Cauca tienen presencia grupos narcotraficantes, disidencias de las FARC y la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN), que se disputan varias regiones para dedicarlo a cultivos ilícitos de coca y marihuana, así como a la minería ilegal, en una zona que también es un corredor clave para el movimiento de mercancías ilegales.

Huyendo de la violencia

En videos publicados en las redes sociales se ve cómo muchas personas que están huyendo de la zona lo hacen con banderas o pañuelos blancos para que los grupos armados no los ataquen.

“Solicitamos respuesta inmediata e integral de prevención y protección por parte de las autoridades, y la activación del plan de contingencia municipal y departamental para los hechos victimizantes: combates y desplazamiento forzado”, expresó el defensor del Pueblo, Carlos Camargo.

El director para las América de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, manifestó su preocupación por los desplazamientos masivos.

“Huyen de ataques entre grupos armados. Desplazados no cuentan con alimentos ni agua suficientes ni albergues dignos. Pedimos asistencia de la Gobernación del Cauca y la Unidad para las Víctimas y protección urgente para las comunidades”, detalló Vivanco.

Atentado en la región

Además de estos enfrentamientos, el viernes pasado 43 personas resultaron heridas por la explosión de un carro bomba frente a la Alcaldía del municipio de Corinto, en el Cauca, y las autoridades acusan del ataque a una disidencia de las FARC denominada Columna Móvil Dagoberto Ramos.

Según el Gobierno de Corinto, el ataque dejó destruido el edificio de la Alcaldía, causó daños en cinco locales comerciales y las autoridades investigan lo ocurrido.

“Condenamos atentado con carro bomba perpetrado ayer en Corinto, Cauca, que provocó varios heridos, algunos graves, y daños materiales. Expresamos preocupación por desplazamientos forzados de personas en otras comunidades por combates en Argelia”, expresó la oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU en Colombia.

EFE

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>