InicioMundoMilitares de Burkina Faso toman el poder y disuelven el gobierno

Militares de Burkina Faso toman el poder y disuelven el gobierno

En un mensaje divulgado en la televisión estatal, el ejército de Burkina Faso declaró este lunes la toma del poder y la disolución del gobierno y el Parlamento tras un golpe de estado.

El Movimiento Patriótico por la Salvaguarda y la Restauración (MPSR) aseveró que la decisión de deponer al presidente Roch Kaboré, quien gobernaba desde 2015, ha sido tomada con “el único objetivo de permitir al país volver al buen camino” y reunir todas sus fuerzas para luchar por su integridad territorial y su soberanía; reseñó EFE.

Los militares también anunciaron el cierre de las fronteras aéreas y terrestres la suspensión de la Constitución y un toque de queda que entra en vigor desde este lunes hasta nuevo aviso.

Los militares se comprometieron a proponer, «dentro de un plazo razonable, previa consulta con las fuerzas vivas de la nación, un calendario para el retorno al orden constitucional».

Los comunicados están firmados por el presidente del MPSR, el teniente coronel Paul-Henri Sandaogo Damiba.

Tras los hechos, el partido gobernante, el Movimiento del Pueblo para el Progreso (MPP), indicó que el presidente Kaboré sufrió un “intento de asesinato fallido”, en un golpe militar que va “contra nuestra muy difícilmente obtenida democracia”, refirió la agencia Xinhua.

El ambiente golpista en Burkina faso, un país de África Occidental, se intensificó desde el domingo con una serie de disparos en varios cuarteles militares de la capital y otras localidades aledañas.

Según el Ejército, reseñó EFE, la toma del poder se llevó a cabo «sin derramamiento de sangre y sin ningún tipo de violencia física sobre las personas detenidas, que se encuentran en un lugar seguro y respetando su dignidad».

Repudio

El presidente de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, condenó el golpe de estado en Burkina Faso contra “el presidente elegido de forma democrática” y llamó al ejército y las fuerzas de seguridad a “apegarse estrictamente a su vocación republicana”.

Aunado a ello, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres mostró su “profunda preocupación” tras condenar los hechos, y pidió a todos los actores a “actuar con moderación y optar por el diálogo”.

«El secretario general sigue con profunda preocupación los acontecimientos en Burkina Faso​​​. Está particularmente preocupado por el paradero y la seguridad del presidente Roch Marc Christian Kabore, así como por el empeoramiento de la situación de seguridad tras el golpe de estado llevado a cabo el 23 de enero por sectores de las fuerzas armadas fuerzas», refiere la ONU en un comunicado.