InicioDelta AmacuroNajanamu: danza warao para salud y fertilidad

Najanamu: danza warao para salud y fertilidad

Ofrenda sagrada es obligación para mejorar la producción de alimento

El Najanamu es un baile que realizan los indígenas waraos en algunas comunidades más tradicionales del estado Delta Amacuro, como parte de las ofrendas para pedir salud y fertilidad al Dios de los waraos, no ligado al cristianismo, Ka Nobo.

Se hace por intervención del wisidatu, que es la autoridad espiritual de este pueblo originario, en Delta Amacuro.

Es un baile sagrado entre esta etnia warao, por la presencia del espíritu del Ka Nobo en el Daunona. Tan es así, que morirá, quien se atreva a burlarse del ritual.

María Paredes, una indígena warao del caserío Araguabisi, cuenta que el Najanamu es un baile de ofrenda al Ka Nobo, para que erradique enfermedades y ofrezca fertilidad a las tierras.

Agrega que las mujeres también le piden para quedar embarazadas sin tener problema alguno.

Durante el ritual, se come yuruma, que es una harina que extraen del tronco del árbol del moriche; gusanos; toman “nobojo” y todos comen y bailan en parejas al rededor del Daunona, que es un palo preparado con poderes waraos, y que se cubre por los espíritus que el wisidatu otorga para la celebración.

Los waraos de Delta Amacuro realizaban el ritual como una obligación para erradicar las enfermedades y la necesidad de que las tierras fueran más fértiles para la producción de alimentos.

La llegada de los misioneros llevó a que más localidades se vincularan con el cristianismo y progresivamente fueron dejando a un lado esta tradición.

Sin embargo, no se ha perdido todo y hoy se practica en las comunidades de Araguabisi,  y Winikina, aunque en otras se hace para recordar a los ancestros y destacar la cultura, pero no como un ritual obligatorio, por salud y fertilidad.

 El ritual original demoraba hasta una semana

El ritual

Toda la comunidad se moviliza a los morichales por un mes, donde levantan casas temporales e inician la elaboración de la yuruma, la harina que extraen del tronco del árbol del moriche. Se prepara el “nobojo”, que no es más que una bebida dulce, y los gusanos que se los comen a la brasa.

Estos alimentos los ofrecen al Ka Nobo: todos comen y bailan en parejas y de cada lado se colocan un igual número de hombres y mujeres; de allí la connotación sexual del baile.

Una mujer pasa al centro junto al Daunona, seguidamente algún hombre la elige y también sale a bailar con ella. Ambos brincan alrededor del palo sagrado, y el resto del grupo corea una música sin letra, pero que es de agrado al “Ka Nobo”.

Es el momento propicio para que las parejas que bailan, normalmente relacionadas sentimentalmente, piensen en tener hijos y en el caso de los más jóvenes será su primera experiencia sexual.

La otra parte del baile es para erradicar las enfermedades, especialmente las que acechan a los niños, como gripe, fiebre y malestares estomacales. También por eso se le pide a Ka Nobo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí