InicioMundoOMS pide sacar de la política el debate sobre el origen del...

OMS pide sacar de la política el debate sobre el origen del covid-19

El director de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan, lamentó hoy que la investigación de los orígenes del coronavirus causante de la COVID «se vea envenenada por la política», en la semana en la que EEUU ha aumentado sus presiones para que prosigan esos estudios, reseñó EFE.

«Nos gustaría que todos separaran, si pueden, la política de la ciencia», afirmó el experto irlandés, quien se quejó de que en los últimos días se están «viendo discursos en los medios con muy pocas noticias o evidencias verdaderas».

«Todo país es libre de defender sus propias teorías sobre el origen -aseguró-, pero advirtió: «Para trabajar necesitamos espacio» y la actual situación «coloca a la OMS en una posición imposible a la hora de buscar respuestas».

El presidente estadounidense, Joe Biden, ha pedido esta semana que se investiguen en un plazo de 90 días los orígenes del coronavirus, utilizando si fuera necesario datos recabados por la inteligencia estadounidense o los de otros países.

Ello ha resucitado la teoría de que el coronavirus pudo originarse en un laboratorio virológico de Wuhan, la ciudad central china donde se dieron los primeros casos de COVID a finales de 2019, pese a que los expertos de la misión de la OMS a China subrayaron a principios de este año que esa hipótesis era la menos probable.

Tras su viaje al país asiático, esos expertos concluyeron que la hipótesis más probable del origen del coronavirus era un animal salvaje aún no confirmado, del que se transmitió al ser humano mediante una o más especies intermedias.

Ryan aseguró hoy que la OMS y los Estados miembros están barajando a diferentes expertos para participar en la siguiente fase de investigación de los orígenes del coronavirus, pero en contraste con los 90 días exigidos por Biden señaló que «va a requerir muchas misiones dilucidarlos, si es que alguna vez se consigue».

El director de emergencias recordó que la OMS mantiene todas las teorías sobre la mesa (pese a que algunas se consideren más probables que otras), pero aseguró que para estudiarlas se necesita «una atmósfera positiva, un proceso movido por la solidaridad».

«La política dificulta las cosas, dejemos que los científicos sigan trabajando», agregó la jefa de la célula técnica anticovid de la OMS, María van Kerkhove, quien pidió a todos que gestionen correctamente sus expectativas en la espinosa cuestión de los orígenes del coronavirus.

Esta semana, la OMS celebra su asamblea anual, y en ella también el secretario de Salud estadounidense, Xavier Becerra, pidió que se den estudios «independientes y transparentes» del origen del coronavirus causante de la COVID.

China pide a EEUU dejar de estigmatizar el virus

China exhortó hoy jueves a Estados Unidos a trabajar inmediatamente con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el rastreo del origen de la COVID-19 de manera científica como lo hizo China, según refirió Xinhua.

Puesto que Estados Unidos ha solicitado en repetidas ocasiones a China formar parte de una investigación internacional integral, transparente y basada en evidencias, Estados Unidos debe igualmente responder a las inquietudes de la comunidad internacional, dijo el portavoz de la cancillería china Zhao Lijian en una rueda de prensa.

Zhao hizo las declaraciones en respuesta a una pregunta relacionada con el llamado del presidente de Estados Unidos Joe Biden para la realización de una indagatoria con base en Estados Unidos sobre los orígenes del coronavirus. El miércoles, Biden dio a las agencias de inteligencia estadounidenses 90 días para reportar si el virus se originó a partir de una fuente animal o si fue un accidente de laboratorio, y pidió a China cooperar con las investigaciones internacionales.

Zhao indicó que el informe de investigación del estudio conjunto de la OMS y China presentó conclusiones autorizadas, formales y científicas que enfatizaron que es «extremadamente improbable» que el virus se haya escapado de un laboratorio chino.

El equipo de expertos internacionales hizo en muchas ocasiones comentarios positivos sobre la actitud abierta y transparente de China, agregó.

Sin embargo, algunas personas en Estados Unidos han pedido repetidamente una nueva investigación a China, ignorando los hechos y la ciencia, así como las preguntas en torno a su propia rastreabilidad y a su trágico fracaso en el combate a la COVID-19, dijo Zhao.

Esto demuestra plenamente que a la parte estadounidense no le importan en lo absoluto los hechos ni la verdad, y que no está interesada en un rastreo serio y científico del origen, agregó.

«En cambio busca utilizar la epidemia para estigmatizar e involucrarse en la manipulación política con el fin de desviar la culpa», dijo Zhao.