Paraguay y Brasil reabren comercio fronterizo ante riesgo de rebrotes

Las autoridades de ambos países extreman medidas contra la covid-19. Foto EFE

Paraguay y Brasil habilitaron desde este jueves sus tres principales pasos fronterizos después de más de seis meses de cierre por la pandemia de covid-19, anunciaron ambos países en un comunicado conjunto.

El texto remarca «la importancia de la reactivación del comercio fronterizo especialmente para la preservación de las fuentes de trabajo».

«Nuestras fronteras en Ciudad del Este (330 km al este de Asunción), Pedro Juan Caballero (550 km al noreste) y Salto del Guairá (450 km al noreste) ya están abiertas. Cuidémonos entre todos y seamos responsables con las medidas sanitarias», expresó en un mensaje el presidente paraguayo Mario Abdo Benítez.

El jefe de Estado agradeció a su colega brasileño Jair Bolsonaro «por su colaboración para la reapertura de los puntos fronterizos».

A su turno, el mandatario brasileño dijo en las redes sociales que «la frontera paraguaya está abierta» al tiempo que transcribió el decreto que formaliza la decisión.

Los dos gobiernos acordaron que cada país empleará los protocolos sanitarios de conformidad con sus respectivas legislaciones para evitar la propagación de la pandemia.

El ministro de Relaciones Exteriores paraguayo, Federico González, lanzó «un llamado a la conciencia y a la responsabilidad» en declaraciones a periodistas, para el cumplimiento de las medidas sanitarias «de manera a que no haya un retroceso en la contención de la pandemia de covid-19».

Solo Ciudad del Este, fronteriza con Foz de Iguazú (Brasil) en la triple frontera que completa Puerto Iguazú (Argentina), moviliza en tiempos normales unos 20.000 vehículos por día sobre el Puente de la Amistad, que se erige sobre el caudaloso río Paraná limítrofe.

Según la Cámara de Comercio del Este, el comercio asciende a unos 500 millones de dólares por mes.

Unos 10.000 trabajadores brasileños de Foz de Iguazú cruzan a diario la frontera para acudir a sus trabajos en Ciudad del este, que cuenta con 20.000 comercios.

La pandemia paralizó el intercambio y la población de las dos urbes llevaron adelante varias manifestaciones callejeras entre agosto y setiembre para presionar por la reapertura del paso de frontera. / AFP

Enlaces patrocinados