Perú busca un presidente que dure cinco años sin favorito claro

Perú es el país cuya población tiene menos credibilidad en su representación política en suramérica. Foto EFE

Los peruanos acudirán a las urnas el domingo a elegir un nuevo presidente que deberá encarar la emergencia sanitaria, la crisis política y la recesión económica, en una reñida contienda entre 18 candidatos, sin ningún favorito.

La campaña se ha desarrollado en medio de los embates de la segunda ola de la pandemia, que elevó los contagios a cifras alarmantes en los últimos días, mientras la incertidumbre electoral agita los mercados, llevando el precio del dólar a un récord de 3,8 soles.

En un país donde importa más el líder que la ideología, hay 10 candidatos de derecha o centroderecha, cuatro de izquierda, tres nacionalistas y uno de centro. Ninguno supera el 10% de intención de voto, lo que vaticina una definición en segunda vuelta el 6 de junio.

El exlegislador centroderechista Yonhy Lescano (10%) lidera los sondeos, seguido por la antropóloga de izquierda Verónika Mendoza y el economista de derecha Hernando de Soto (ambos con 9%), según una encuesta de Ipsos divulgada el domingo antes de que entrara en vigor este lunes la prohibición de nuevos sondeos.

Otros candidatos con opción de pasar al balotaje son el exfutbolista George Forsyth (centroderecha), el empresario Rafael López Aliaga (ultraderecha), el maestro Pedro Castillo (izquierda) y Keiko Fujimori (derecha populista).

La hija del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), actualmente preso, se postula por tercera vez, ahora con un partido debilitado.

Como la distancia entre el primer y el séptimo postulante es de apenas cuatro puntos esta será “la elección más fraccionada en la historia”, según anticipa el jefe de Ipsos Perú, Alfredo Torres.

El mandatario interino saliente Francisco Sagasti (centro) no se repostula.

Además, el domingo será renovado el Congreso unicameral de 130 miembros, tras recurrentes crisis políticas desde 2016 que alcanzaron su clímax en noviembre, con tres presidentes en cinco días.

Apatía y pesimismo

Yonhy Lescano, abogado de 62 años casado con una abogada chilena, es el abanderado de Acción Popular, el único partido tradicional con opción de ganar, fundado por el difunto presidente Fernando Belaúnde Terry (1963-1968 y 1980-1985).

“Acción Popular es el único que sobrevive y le va bien porque ha tenido una reingeniería en los últimos años”, dijo a la AFP el exlegislador Víctor Andrés García Belaúnde, militante y sobrino de su fundador.

Los sondeos auguran un nuevo Congreso atomizado, lo que genera “desorientación, desánimo y pesimismo”, según García Belaúnde.

Los peruanos han mostrado apatía hacia estos comicios que deben poner fin a un quinquenio marcado por las convulsiones. El 28% no sabe por quién votar, en un país donde el sufragio es obligatorio.

Mítines de “alto riesgo”

Los candidatos han celebrado mítines con cientos de personas mientras el país registra un récord de casi 13.000 casos de coronavirus y 294 fallecidos al día. En Perú se han contagiado más de 1,5 millones de personas, con casi 53.000 muertos.

Los aspirantes “han intensificado sus campañas, prácticamente todos están llevando actividades de alto riesgo de transmisión” del virus, dijo a la AFP el jefe de la Comisión de Salud Pública del Colegio Médico, Augusto Tarazona.

Tres candidatos han contraído el covid-19, el último de ellos ha sido Forsyth.

Desde antes de la campaña era difícil evitar las aglomeraciones en este país con 70% de informalidad laboral, en recesión al cierre del primer semestre de 2020, tras una cuarentena de más de 100 días.

Luego de haber crecido por años por sobre el promedio latinoamericano, la economía peruana se contrajo en 2020 en 11,12%, la peor cifra en tres décadas.

El sector de hoteles y restaurantes fue el más afectado (-50,45%), en un país que recibía cuatro millones de turistas al año, atraídos por su patrimonio arqueológico y afamada gastronomía.

Cuatro millones de peruanos perdieron sus empleos con la pandemia y cinco millones pasaron a ser pobres. Ahora un tercio de los 33 millones de habitantes vive en la pobreza, según datos oficiales.

El país con la inestabilidad política más alta

El vaivén presidencial comenzó en 2018, cuando Pedro Pablo Kuczynski renunció tras revelarse su implicación en el escándalo de Odebrecht y fue reemplazado por su primer vicepresidente, Martín Vizcarra.

Vizcarra fue depuesto el 9 de noviembre de 2020 tras un proceso de destitución (vacancia) por incapacidad moral que desató una gigantesca ola de protestas a nivel nacional.

El presidente del Congreso, Manuel Merino, asumió el poder el 10 de noviembre, pero solo duró una semana, ya que, tras el pésimo manejo de las protestas en las que murieron dos personas a manos de las fuerzas de seguridad, tuvo que renunciar.

La Presidencia entonces recayó el 16 de noviembre en Francisco Sagasti, quien en cuestión de horas pasó de ser cabeza del Legislativo a jefe de Estado.

Más de 25 millones de ciudadanos están convocados a las urnas. De ellos, un millón vota en el exterior, pero no podrán sufragar 100.000 peruanos en Chile debido a la cuarentena en ese país.

Con información de agencias

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>