Policías y militares acuerdan buscar soluciones en Haití

Foto: Prensa Latina

Las comandancias del Ejército y Policía de Haití, se comprometieron este martes a buscar soluciones contundentes a los graves problemas de seguridad que padece el país después de los enfrentamientos del pasado domingo que dejaron dos personas fallecidas.

El jefe de Ejército, general Jodel Lesage, y el director de la Policía, Normil Rameu, sostuvieron una reunión donde lamentaron las víctimas que cayeron en los enfrentamientos en Campo de Marte, los dos cuerpos de seguridad del Estado definieron una agenda de trabajo para buscar soluciones

Aunque se evidencia una calma en la capital de Puerto Príncipe, la ciudadanía aún está expectante ante cualquier otro ataque que podría suscitarse. «El Ejercito y la Policía trabajarán juntos y se comprometen a hacer todo lo posible para proteger los logros democráticos y combatir a las bandas armadas para devolver la tranquilidad y la estabilidad a los ciudadanos», agregó el Ministerio de Comunicaciones.

Por su parte, el Ejecutivo Nacional sostiene que la Policía haitiana quiere impulsar un golpe de Estado contra el presidente Moise, «los policías protagonizaron un intento gol de Estado con un presidente de la República elegido de forma legítima por el pueblo haitiano», añadió el Ministerio de Justicia.

Asimismo, la Oficina Integrada de las naciones Unidas en Haití (BINUH, siglas en inglés), manifestó su preocupación por el uso de la violencia como medio de reivindicación, asimismo, instó a los agentes policiales a evitar cualquier tipo de confrontación para exigir sus derechos. 

El pasado domingo al menos dos personas murieron y otras nueve resultaron heridas, tras los enfrentamientos entre policías y militares registrados este domingo en la capital de Haití, Puerto Príncipe. 

Los fallecidos en las confrontaciones fueron un agente de la policía y un soldado, además cinco civiles resultaron lesionados. 

Las hostilidades sucedieron luego de un ataque de hombres armados al cuartel general del ejército, ubicado en la zona de Champ de Mars, en el centro de la capital.

Los policías exigen salarios dignos y mejores condiciones de vida, en medio de un país considerado como el más pobre del orbe.

Fuente: Telesur

Enlaces patrocinados