InicioNueva EspartaPueblo neoespartano celebra el Día de la Virgen del Valle

Pueblo neoespartano celebra el Día de la Virgen del Valle

La sagrada imagen fue trasladada desde la Basílica Menor hasta el Campo Eucarístico

A las 12 de la madrugada de este 8 de septiembre, se dio inicio a la solemnidad de Nuestra Señora del Valle. A esa hora la sagrada imagen fue trasladada desde la Basílica Menor hasta el Campo Eucarístico, lugar donde se celebraron cuatro eucaristías durante el transcurso de la madrugda y la mañana.

La misa principal se ofició a las 8 de la mañana, presidida por el obispo de la Diócesis de Margarita, Monseñor Fernando Castro Aguayo, quien durante la homilía resaltó el amor de la Madre de Dios a todos sus hijos, sin exclusión.

“Hoy cuando celebramos el cumpleaños de María, quiero dejar arraigado en sus corazones que la Madre de Dios está siempre con todos nosotros. Ella es la Madre de Jesucristo, nuestro redentor y nos toma de la mano para caminar juntos. A nadie excluye, en una mano lleva a Jesús y en la otra lleva a cada uno de nosotros. Nadie está excluido de la mirada de Nuestra Señora del Valle, está con la madres embarazadas, con los niños recién nacidos, con los militares, con los profesionales, con los docentes, las empanederas. Ella está con todos y eso nos tiene que llenar de muchísima alegría”, expresó Castro Aguayo.

Una devoción arraigada en los insulares

Gregory Carrión, nativo de San Juan Bautista, municipio Díaz del estado Nueva Esparta, es uno de los cientos de miles de devotos que cada 8 de septiembre se acerca a El Valle del Espíritu Santo para dar gracias a la Reina Marinera y pedir por la salud, la unión y la paz de Venezuela.

“Desde niños nos han arraigado esa devoción por la Virgen del Valle. Es una devoción que va pasando de generación en generación, porque es ver el amor de Dios manifestado en la Virgen que está atenta a nuestras suplicas, a nuestros ruegos y siempre dispuesta a amarnos y a interceder ante su hijo Jesucristo por todo lo que nosotros le pidamos con fe”, manifestó Carrión.

Misa a bordo 

Asimismo, la Armada Nacional Bolivariana celebró estas festividades en honor a su Patrona, con la tradicional Misa a bordo, que en esta oportunidad se llevó a cabo en dos embarcaciones. La Eucaristía principal fue oficiada por el obispo castrense, Monseñor Benito Adams Bracamonte, en el patrullero oceanico “Yekuana”, con la presencia del Vicepresidente Sectorial de Seguridad y Defensa, Vladimir Padrino López y el alto mando de la Armada, junto a autoridades locales del estado Nueva Esparta.

La misa alterna se llevó a cabo desde el patrullero oceánico “Kariña”, donde la misa fue oficiada por el CN Denis Sánchez, Capellán de la Academia Militar. Ambas embarcaciones navegaron por las costas de Porlamar y Pampatar, junto a otras 10 embarcaciones de la Armada para rendir tributo a la Virgen del Valle. 

“La Fuerza Armada Nacional Bolivariana es una familia unida en valores, en sus principios y unida en el fragor del combate de todos los días. Hoy le pedimos a la Virgen del Valle que nos siga impulsando con mucha fuerza y nos siga acompañando en nuestras travesías en perfecta unión cívico-militar para garantizarle a Venezuela, nuestra soberanía e integridad territorial” expresó Padrino López.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí