Revés a Guaidó: Pedro Sánchez le rebaja a ‘líder de la oposición’

Este miércoles, Pedro Sánchez ha dado ese tratamiento al diputado venezolano, después de anunciar hace poco más de un año que España reconocía oficialmente a Guaidó como “presidente encargado” de Venezuela, en rechazo al Gobierno de Nicolás Maduro.

Esta nueva definición al cargo de Guaidó, que deja claro la nueva postura de España hacia Venezuela, ha tenido lugar durante la primera sesión de control al Gobierno de Sánchez en el Congreso de los Diputados.

En esa sesión, ante las críticas por la postura de Madrid hacia el Gobierno de Caracas y su negativa a recibir a Guaidó en la Moncloa, Sánchez se ha defendido refiriéndose a unas recientes palabras del opositor venezolano en las que agradeció “las mejores relaciones con España”. “Está bastante claro en este caso cual es la posición del líder de la oposición en Venezuela”, ha dicho Sánchez.

Además, ante los cuestionamientos por el encuentro del ministro español de Transportes, José Luis Ábalos, con la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, en el aeropuerto de Barajas, cerca de Madrid, el mandatario socialista ha remarcado que “(Ábalos hizo su labor”, ya que España apuesta por una Venezuela donde domine “el encuentro, la democracia y la reconciliación”, ha recalcado.

|

Tres días antes del 4 de febrero, cuando Sánchez reconoció a Guaidó, el periódico español El País había revelado que el presidente de EE.UU., Donald Trump, presionó a Madrid y a otros países de la Unión Europea (UE) para que aceptaran dicho reconocimiento.

Sin embargo, desde un principio, partidos políticos españoles como Izquierda Republicana de Cataluña (ERC, por sus siglas en catalán), Bildu y Unidos Podemos, liderado por el actual vicepresidente del Gobierno español, Pablo Iglesias, se han opuesto a que España considere a Guaidó como “presidente encargado” de Venezuela.

La diputada regional catalana Ana Surra, de ERC, aseguró entonces que Guaidó tenía antecedentes como agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su acrónimo en inglés) y que sus mentores eran del FMI (Fondo Monetario Internacional). 

Venezuela enfrenta una crisis política, alimentada abiertamente desde EE.UU. Maduro, reelecto en las presidenciales de mayo de 2018, ha llamado a la oposición a abandonar el camino del “intervencionismo yankee” y a colaborar para restablecer la paz. 

Enlaces patrocinados