Rusia aclara que liberar a Navalni iría en contra de sus propias leyes

Foto EFE

La petición del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de liberar al líder opositor ruso, Alexéi Navalni, contradice la legislación y no se puede cumplir, declaró este miércoles el ministro de Justicia de Rusia, Konstantín Chuichenko.

«La exigencia sobre la liberación de Navalni del TEDH que recibimos hoy es algo sin precedentes por muchas razones. Primero, es una clara y burda injerencia en el funcionamiento del sistema judicial de un país soberano y, segundo, es una reclamación infundada e ilegítima», dijo Chuichenko a la agencia Interfax.

El ministro agregó que la demanda del TEDH no cita «ninguna prueba, ni ninguna norma que permitirían al tribunal a tomar la decisión» de liberar al opositor.

Además, señaló, la petición no puede cumplirse porque «de acuerdo con la legislación rusa, no hay motivos legales para la liberación» de Navalni.

El TEDH señaló este miércoles, en un comunicado, que ayer transmitió al Gobierno ruso la petición de liberar a Navalni y exigió que se aplique «con efecto inmediato».

Los abogados de Navalni presentaron el pasado 20 de enero ante la Corte europea una demanda contra Rusia. Al tiempo, entregaron una petición de medida cautelar sobre su detención, con el objetivo de obtener su puesta en libertad.

Navalni, de 44 años, fue detenido el pasado 17 de enero en el aeropuerto de Moscú a su regreso de Alemania, donde se recuperó durante casi cinco meses de un supuesto envenenamiento con un agente tóxico.

La Justicia rusa le impuso hace dos semanas una pena de tres años y medio de prisión por no personarse ante la autoridad durante 2020 en relación con la pena suspendida que recibió en 2014 por fraude comercial a la compañía Yves Rocher Vostok, de la cual deberá cumplir todavía dos años y ocho meses.

Putin llama a defender soberanía en elecciones

 El presidente de Rusia, Vladímir Putin, llamó este miércoles a defender de la intromisión extranjera las elecciones a la Duma del Estado, la Cámara Baja del Parlamento ruso, que se celebrarán en septiembre próximo.

«Tenemos la obligación de defender esa elección de cualquier intento de intromisión extranjera», dijo el jefe del Kremlin en una videoconferencia con los líderes de partidos representados en la Duma.

«No podemos permitir y no permitiremos ningún golpe a la soberanía de Rusia, al derecho de nuestro pueblo a ser amo en su tierra», enfatizó.

Putin manifestó su seguridad de que en este asunto las formaciones parlamentarias federales «ocuparán una postura firme, consolidada, de Estado».

«Considero que esta cohesión patriótica es imprescindible, más aún para los partidos líderes, que tienen una ideología e influencia real en la sociedad. Y este prestigio hay que mantenerlo», dijo.

EFE

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>