InicioMundoRusia y EEUU trataron temas de seguridad en Europa

Rusia y EEUU trataron temas de seguridad en Europa

La conversación ruso-estadounidense sobre garantías de seguridad fue complicada y profesional, declaró hoy el vicecanciller ruso, Serguéi Riabkov, luego de finalizar el encuentro en Ginebra, reseñó Prensa Latina.

“Estados Unidos se tomó muy en serio las propuestas de seguridad de Moscú y las trabajó a fondo”, aseguró el viceministro de Asuntos Exteriores, jefe del equipo negociador ruso en el diálogo, reportó la agencia de noticias TASS.

Rusia adoptó una postura dura, pero no presentó ultimato, dijo el funcionario ruso a los periodistas al finalizar el encuentro bilateral en esa ciudad suiza.

Durante las negociaciones, Moscú reiteró que no tiene intenciones de atacar a Ucrania y subrayó que todas las medidas para el entrenamiento de combate de tropas se llevan a cabo dentro de su territorio nacional. “No hay motivos para temer cualquier escenario de escalada en ese sentido”, explicó.

Rusia insta a Estados Unidos a mostrar máxima responsabilidad, no se pueden subestimar los riesgos de un posible enfrentamiento, dijo en la conferencia de prensa el vicecanciller ruso.

Las conversaciones comenzaron este lunes alrededor de las 11:00, hora de Moscú, y duraron más de siete horas y media, con intervarlos para merendar y almorzar. Tuvieron lugar en la sede de la Misión Permanente de Estados Unidos ante la Organización de Naciones Unidas en la ciudad suiza.

El pasado 17 de diciembre, Moscú publicó dos borradores de posibles acuerdos de compromisos legales de seguridad a largo plazo para Estados Unidos y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Los documentos exigen a los países de la Alianza Atlántica garantías que aseguren la contención de la ampliación del bloque hacia el este y que eliminen la posibilidad de adhesión a la OTAN de las exrepúblicas soviéticas, sobre todo de Ucrania.

El no acercamiento de la OTAN hacia las fronteras rusas; la inadmisibilidad de su expansión hacia el este; la no aparición de armas que amenacen su seguridad en países vecinos, incluida Ucrania; y la no realización de maniobras provocativas en sus inmediaciones; son algunas de las exigencias rusas en la mesa de diálogo.

Entre otros puntos, la propuesta señala que Rusia y Estados Unidos aceptarían no usar el territorio de terceros países para preparar ofensivas o realizar acciones armadas que afecten a los intereses fundamentales de la seguridad de la otra parte.

Solicita eliminar toda la infraestructura disponible para el despliegue de armas nucleares fuera del territorio de ambos países y prohibir la capacitación de personal militar y civil de naciones no poseedoras de armas nucleares para su uso.

“Las partes no realizarán ejercicios y entrenamientos militares, incluido el desarrollo de escenarios militares para la utilización de armas nucleares”, apunta el documento.

Además, Moscú insta a Washington a renunciar de manera recíproca al despliegue de armas atómicas fuera del territorio nacional y repatriar las ya emplazadas.

La demanda establece el compromiso de Moscú y Washington a no expandir misiles terrestres de medio y corto alcance en otros países ni en zonas de su territorio desde las que sería posible alcanzar a la otra parte.

El 12 de enero, esos temas serán tratados también en una reunión del Consejo Rusia-OTAN, en Bruselas, y el 13 en Viena, con la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa.