InicioMirandaSan Juan se estrena como Patrimonio de la Humanidad

San Juan se estrena como Patrimonio de la Humanidad

Festividad a San Juan se estrena como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

El ciclo festivo alrededor de la devoción y culto a San Juan Bautista de Venezuela se estrena como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad porque este viernes 24 de junio, día del patrono, será la primera celebración luego de la declaratoria que hizo la Unesco en diciembre de 2021.

Además los cultores saldrán a parrandear por las calles de sus poblaciones  tras dos años de restricción por la pandemia del covid-19. De esa manera continuarán con una tradición iniciada por los ancestros esclavizados en tiempos de la colonización para el santo de la cosecha, la lluvia y la fertilidad.

En Curiepe (Brión) de Miranda la fiesta comenzó el jueves 23 con el resonar de tambores mina y curbata junto a las campanadas en la plaza Bolívar a mediodía.  

La docente, cultora y firmante por el San Juan de Curiepe en el expediente de la Unesco, Luisa Madriz, informó que en la tarde la imagen del santo fue trasladada desde “su casa”, en la residencia de su custodio Valentín Tovar en la calle Higuerote, hasta la Casa de la Cultura en la Guaicamaparo para el Velorio y la celebración del cumpleaños. Lo acompañó con cantos de malembe.

Este viernes la misa comenzará a las 10:00 am en la plaza Bolívar, finaliza a las 12:00 m hecho que genera expresiones de alegría, el sonar de caracolas guaruras y el ondear de pañuelos rojos.

Dijo que el santo llegará de nuevo a la Casa de la Cultura para Velada y velorios con el tambor culepuya y en la esquina más cercana el mina para el baile.

La celebración se extenderá hasta el sábado 25 cuando San Juan recorrerá el pueblo en procesión, se despide del pueblo y su gente, a las 6:00 p. m. llega a la Iglesia Nuestra Señora de Altagracia para el encierro. Esta ceremonia da fin a la fiesta.

Madriz acotó que Miranda cuenta con cuatro Patrimonios Culturales Inmateriales de la Humanidad, como son Los Diablos Danzantes, Los Palmeros de Chacao, San Pedro de Guatire y Guarenas, además del culto y festividad a San Juan Bautista.

Los cultores de los Bandos y Parrandas de los Santos Inocentes de Caucagua (Acevedo), que se realiza cada 28 de diciembre, trabajan en el informe que presentarán a la Unesco con el fin de integrar la lista de las buenas prácticas del mundo.

En Guarenas-Guatire rendirán homenaje al Patrimonio

En Guarenas el oficio religioso está pautado para las 10 a. m. en la Catedral Nuestra Señora de Copacabana y una hora después la parranda realizará el recorrido por las calles de Pueblo Arriba y Pueblo Abajo hasta finalizar en Vuelta de la Hoya con un Velorio que se prolongará hasta el amanecer del sábado.

El director de Cultura,  Edgar Carmona, destacó que para homenajear esta primera celebración luego de la declaratoria como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad ofrecerán una actividad especial en el bulevar La Paz, a las 2:00 p. m.

El Orfeón de Guarenas y el grupo Matiawi, dirigidos por Cristian Malvar y Pedro “Pescado” Hernández, respectivamente, interpretarán la pieza Los tambores de San Juan. La composición es de Malvar y el arreglo de Hernández.

Malvar señaló que también participarán los integrantes de las parrandas infantiles escolares, creadas en el Plan San Juan va a la escuela realizado por los celebrantes de la tradición.

La homilía de Guatire también será en horas de la mañana en la Iglesia Santa cruz de Pacairigua  que recibirá a las parrandas locales, que están identificadas con el nombre de sus fundadores. Son la de Sixto, Ernestina “Ñeta” Ibarra, Paula Pérez, Tony, Basalta, Los Bachacos, Alzur, Lucio y Sixto, además de la agrupación infantil de Armayra Avariano.

Al finalizar cada parranda cubrirá una ruta diferente hasta llegar a sus sedes ubicadas en diferentes lugares de las parroquias Guatire y Bolívar. La celebración durará hasta la madrugada.

Un día propicio para rituales de adivinación

El presidente del Centro de la Diversidad Cultural del Ministerio de la Cultura, Benito Irady, señaló que hay registros de 150 comunidades devotas a San Juan niño y adulto.

Cada región tiene su manera de festejar, cantar y bailar; también los instrumentos musicales y la música son diferentes.

“Lo que los une son ciertas creencias que no tienen que ver con el canto, el baile o la música, sino más bien cosas devocionales como el uso del agua bendita o recoger piedras en los ríos en la noche”, dijo.

Otras prácticas tienen que ver con el corte del cabello el 24 de junio porque garantiza su crecimiento, también verter un huevo en un vaso con agua y la figura que se forme predecirá el futuro.

Los creyentes colocan un par de agujas en un cuenco con agua para saber si hay matrimonio o se pueden bañar en un río en horas de la noche para liberarse de las malas energías.

La noche de San Juan, el santo generoso que todo lo da, está vinculado con el solsticio de invierno y se cree que es una noche mágica. De allí las prácticas adivinatorias  y las que atraen las buenas vibraciones.

Deja un comentario