Sistemas de alarma en la mira tras fallos en inundaciones de Alemania

Los daños son incalculables y los desaparecidos pueden llegar a centenares. Foto EFE

El gobierno de Angela Merkel prometió el lunes mejorar el sistema nacional de alerta ante catástrofes, muy criticado durante las devastadoras inundaciones que dejaron 165 muertos en Alemania, por no haber avisado lo suficientemente rápido a la población en peligro.

De forma general, los sistemas de alerta, como la aplicación de teléfono celular “Nina”, “funcionaron”, aseguró a la prensa una portavoz del gobierno, Martina Fietz. “Pero la experiencia que hemos tenido durante esta catástrofe muestra que tenemos que hacer más y más rápido”, admitió.

El candidato de los conservadores para las elecciones de septiembre, Armin Laschet, prometió que en los próximos días las comunas, las regiones y el Estado, discutirán sobre como elaborar una “mejor prevención”.

“Debemos aprender por nosotros mismos porque vamos a estar cada vez más a menudo confrontados a este tipo de eventos climáticos”, declaró el pretendiente a suceder a Angela Merkel como canciller después de 16 años de gobierno.

“Volver a las viejas sirenas”

Entre los principales fallos señalados se encuentra la protección civil alemana, acusada de no haber avisado lo suficientemente rápido a la población residente en zonas inundables ante la gravedad de las crecidas.

Su presidente, Armin Schuster, defendió el lunes en la radio pública “la vuelta a las viejas sirenas”, y no dejar todo en manos de herramientas digitales, ya que las crecidas provocaron cortes de electricidad masivos y la caída de antenas de telecomunicación, lo que impidió que la gente recibiera las alertas.

Este sistema de sirenas, instaladas durante la Guerra Fría para avisar, por ejemplo, de un ataque nuclear, se reveló ineficaz durante un test realizado en septiembre de 2020: muchas no se encendieron por problemas técnicos y otras habían sido retiradas por las comunas hace tiempo. 

Pero como se encargó de recordar Schuster, el gobierno lanzó en primavera un programa de 90 millones de euros (más de 100 millones de dólares US) para reconstruir esta red.

Daños incalculables

El número de desaparecidos es difícil de estimar -llegó a hablarse 1.300- debido a que muchas personas reportadas como tales sencillamente han estado incomunicadas debido al colapso de las líneas telefónicas.

Los daños materiales también son enormes. Por un lado, está el costo que implicará reconstruir la infraestructura destruida por las inundaciones. Se ha hablado en primeras estimaciones de miles de millones de euros, y el Gobierno de Angela Merkel abordará el tema en el Consejo de Ministros del próximo miércoles.

Por otro lado, está la situación de la gente que lo ha perdidos todo con las inundaciones y que deberá ser ayudada. Una primera ayuda de urgencia de 300 millones de euros ya ha sido aprobada y está destinada a la gente que tiene una especial situación de urgencia ante la catástrofe, que ha dejado viviendas completamente destruidas.

“Quien no haya estado aquí no puede comprender la dimensión de lo ocurrido. Costará años reparar los daños”, dijo la ministra de Agricultura,Julia Klöckner, durante una visita a las zonas más afectadas en el estado federado de Renania-Palatinado, de donde proviene.

“Hay gente que huyo de su casa con lo que tenía puesto, así haya sido tan solo el pijama, y se ha quedado literalmente sin nada”, agregó.

Se considera que solo parte de los daños a viviendas y empresas están cubiertos por los seguros.

La Oficina Regional de Medioambiente de Renania del Norte-Westfalia (LANUV) ha advertido, por otra parte, del peligro de que haya contaminación de las aguas con aceite, diesel y otras sustancias.

Para LANUV, en ese contexto, la prioridad es garantizar el suministro de agua potable.

Con información de agencias

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com