Solicitud de extradición de Aída Merlano genera controversia

Tras la captura de la excongresista colombiana Aída Merlano, el Gobierno de Colombia ha manifestado que pedirá al diputado a la Asamblea Nacional (AN), en desacato, Juan Guaidó, quien se autoproclamó como «presidente encargado» de Venezuela, la extradición de esta prófuga de la justicia.

La petición de las autoridades colombianas ha causado controversias y burlas, debido a la ausencia de relaciones diplomáticas entre ambos países, además de que el presidente de Colombia, Iván Duque, desconoce a Nicolás Maduro como el Presidente constitucional y legítimo de Venezuela, reseñan medios digitales. 

A través de las redes sociales, diversos políticos colombianos han expresado sus opiniones sobre esta situación. 

Tal es el caso del ex candidato presidencial Gustavo Petro, quien manifestó que Aída Merlano «va a quedar libre por la estupidez diplomática de Duque. En el fondo Char, Gerlein y Duque no quieren que la justicia tenga a Aída. Sabe mucho».

Por su parte, el senador Iván Cepeda escribió que este caso ha «creado una nueva situación de tensión diplomática en torno a la extradición de Aída Merlano, ahora se pretende resguardar la impunidad de los clanes mafiosos de la politiquería en la Costa Atlántica». 

Mientras tanto, el exministro del Interior Juan Fernando Cristo señaló que «la anunciada solicitud de extradición de Aída Merlano a Juan Guaidó sería un excelente guión para revivir las películas de Cantinflas. ¡Qué oso!».

El presidente Nicolás Maduro catalogó como «una ridiculez»que su par colombiano, Iván Duque, pida a Guaidó la extradición de la excongresista Aída Merlano.

«Pido permiso para no reírme, es una verdadera ridiculez», expresó el presidente Maduro en una reunión al tiempo que señaló que en Venezuela hay autoridades legítimas que funcionan mucho mejor que Colombia. 

El pasado 28 de enero, en el estado Zulia fue capturada la excongresista, quien estaba prófuga de la justicia en el vecino país, tras evadir la justicia en octubre del año pasado cuando asistía a una cita médica. 

En 2018  fue condenada a 15 años de prisión en Colombia por corrupción y tenencia ilegal de armas, luego de haber participado en la práctica de compra de votos, reseña AVN.

Enlaces patrocinados