Toque de queda en Mineápolis tras nuevo asesinato a afroamericano

Familiares de Daunte Wright, de 20 años, lloran el asesinato del joven. Foto AP

Las autoridades de Minnesota declararon este lunes el estado de emergencia y un toque de queda a las 19:00 hora local en el área metropolitana de Mineápolis, tras la muerte de otro afroamericano a manos de la policía, justo cuando se acerca el fin del juicio por el caso de George Floyd.

En una rueda de prensa conjunta, el gobernador del estado, Tim Walz, y los alcaldes de la conurbación formada por Minneapolis y Saint Paul (las dos mayores del estado) anunciaron las medidas, destinadas a evitar posibles altercados en las próximas horas, en las que se prevén protestas como las que ya se vivieron la noche del domingo.

El estado de emergencia, que da a los alcaldes autoridad para tomar medidas urgentes si es necesario, afecta a las ciudades de Minneapolis y Saint Paul, mientras que el toque de queda -de 19:00 hora local del lunes a las 06:00 del martes- se extiende al conjunto de los condados de Hennepin, Ramsey y Anoka.

Una bofetada a la comunidad que llora a Floyd

El oficial de policía que mató a tiros a un hombre negro durante una parada de tráfico en un suburbio de Minneapolis aparentemente tenía la intención de disparar una pistola Taser, no una pistola, mientras el hombre luchaba con la policía, dijo el lunes el jefe de policía de la ciudad.

El jefe de policía del Brooklyn Center, Tim Gannon, describió la muerte a tiros el domingo de Daunte Wright, de 20 años, como “una descarga accidental”. Sucedió cuando la policía intentaba arrestar a Wright con una orden pendiente. El tiroteo provocó violentas protestas en un área metropolitana que ya estaba al borde del juicio del primero de los cuatro policías acusados ​​por la muerte de George Floyd.

“¡Te Tase! ¡Te Tase! Taser! Taser! Taser! ” Se escucha a la oficial gritar en las imágenes de su cámara corporal publicadas en una conferencia de prensa. Ella saca su arma después de que el hombre se libera de la policía afuera de su auto y se pone al volante.

Después de disparar un solo tiro de su pistola, el auto se aleja y se escucha al oficial decir: “¡Santo (improperio)! Le disparé. “

El presidente Joe Biden instó a la calma el lunes, luego de una noche en la que oficiales con equipo antidisturbios se enfrentaron con manifestantes. El presidente dijo que vio las imágenes de la cámara corporal.

“Sabemos que la ira, el dolor y el trauma en medio de la comunidad negra es real”, dijo Biden desde la Oficina Oval. Pero, agregó, eso “no justifica la violencia y los saqueos”.

Los organizadores del Movement for Black Lives, una coalición nacional de más de 150 grupos políticos y de defensa liderados por negros, señalaron el asesinato de Wright como otra razón más por la que las ciudades deben aceptar propuestas para desfinanciar un “sistema racista irreparablemente roto”.

A Wright “no deberían haberle arrebatado la vida anoche. El hecho de que la policía lo haya matado a solo millas de donde asesinaron a George Floyd el año pasado es una bofetada para toda una comunidad que sigue llorando”, dijo Karissa Lewis, directora de campo nacional de la coalición.

Con información de agencias

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com