InicioMundoTrasladan a Jeanine Áñez a un hospital por chequeo médico

Trasladan a Jeanine Áñez a un hospital por chequeo médico

La expresidenta de facto de Bolivia Jeanine Áñez, fue trasladada este miércoles a un hospital para una «valoración clínica», luego de conocerse que el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) recomendó que le hagan estudios cardiológicos.

Áñez fue llevada al Hospital del Tórax en La Paz. En el hospital se vio a Áñez en una silla de ruedas, según imágenes difundidas por los medios locales, y luego fue trasladada nuevamente al penal de Miraflores en una ambulancia.

La política acusada de encabezar un golpe de Estado, bajó con dificultad del vehículo agarrándose de una persona y con escolta policial sin dar declaraciones a los medios.

Norka Cuéllar, una de las abogadas de Áñez, contó a los medios que la exmandataria de facto fue sometida a una «valoración médica» donde la revisaron, pero falta que se le hagan estudios cardiológicos, de sangre y una «valoración psiquiátrica», agregó la jurista.

Además sostuvo que se le duplicó la medicación que tiene para la hipertensión. «Estamos muy preocupados por su salud y exigimos a las autoridades que den cumplimiento a lo que ellos mismos ordenan», enfatizó Cuéllar.

Síndrome ansioso depresivo

Por su parte, el director de Régimen Penitenciario, Juan Carlos Limpias, explicó que se trasladó a Áñez al hospital «no por el estado crítico de su salud», sino para «atender la recomendación que hacía el IDIF».

Limpias señaló que el «cardiólogo especialista» que revisó a la política ratificó que sufre de «hipertensión arterial sistémica y síndrome ansioso depresivo» y que no hay la necesidad de «ningún tipo de internación».

«Al momento, la privada de libertad Jeanine Áñez, de acuerdo a la valoración llegando al centro penitenciario de nuestra médico, se encuentra totalmente estable de salud y continúa con la medicación», refirió Limpias.

El director indicó que la familia de Áñez lleva todos los días sus alimentos y que en caso de que sufra una «desmejora» existe un mecanismo de «salida de emergencia».

Luis Guillén, uno de los abogados de Áñez, explicó a Efe que el lunes el IDIF realizó una valoración a la exgobernante de facto que concluye en la recomendación de que sea trasladada a un hospital de tercer nivel para que sea sometida a estudios cardiológicos.

Guillén indicó que Áñez ha perdido mucho peso, no puede mantener el equilibrio, está la mayoría del tiempo acostada en su cama por la debilidad que presenta y que le cuesta levantarse.

Antecedentes

Áñez está detenida preventivamente desde marzo en una cárcel de mujeres en La Paz por haber encabezado un golpe de Estado y por conspiración, sedición y terrorismo durante la crisis política y social de 2019 que derivó en la salida de Evo Morales de la Presidencia.

El gobierno sostiene que la salida de Morales del poder fue un golpe de Estado, en el que participaron con la complicidad de organismos como la OES, mientras que sus detractores aseguran que la crisis se produjo como consecuencia de las denuncias de fraude electoral que nunca se comprobó, y por el contrario, luego resultó ser una farsa.

Inicialmente Áñez debía permanecer por cuatro meses en prisión, pero luego la Justicia amplió el periodo a seis y hace unos días un juez extendió la detención preventiva por otros seis meses más.

Por el caso «golpe de Estado», que se investiga a instancias del gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS), también están en detención preventiva dos exministros de Áñez y varios exjefes policiales y militares.

Con información de agencias