Trump ofreció perdón a Assange a cambio de fuentes de Wikileaks

Foto: Referencial/EFE

Un político cercano al presidente estadounidense, Donald Trump, ofreció un indulto a Julian Assange en 2017 a cambio de revelar la fuente que filtró los correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata, afirmó hoy una abogada del fundador de Wikileaks.

La aseveración la hizo la letrada australiana Jennifer Robinson, quien se presentó este viernes en calidad de testigo ante la Corte Criminal de Londres que dirime la extradición de Assange a Estados Unidos.

De acuerdo con el testimonio ofrecido por Robinson, ella estuvo presente en una reunión que tuvo lugar en agosto de 2017 en la embajada de Ecuador en esta capital entre el periodista australiano, el entonces congresista republicano Dana Rohrabacher; y Charles Johnson, aliado de Trump.

En ese encuentro, relató la testigo, ambos visitantes dijeron que contaban con la aprobación de Trump para ofrecerle un trato, y que tenían previsto reunirse con el presidente norteamericano una vez que regresaran a Washington.

La propuesta que presentó el congresista Rohrabacher fue que Assange nombrara la fuente de las filtraciones ocurridas durante las elecciones de 2016 a cambio de alguna forma de perdón, garantía o acuerdo que beneficiaría al presidente Trump en lo político, y evitaría una acusación y la extradición, detalló Robinson.

La supuesta oferta de perdón salió a relucir por primera vez en febrero pasado durante una audiencia administrativa del caso contra el fundador de Wilileaks, pero ese entonces el ahora excongresista estadounidense negó haberla hecho por instrucciones del presidente de Estados Unidos, mientras la Casa Blanca la calificó de una mentira total.

Los mensajes privados entre dirigentes del Comité Nacional Demócrata donde se revelaba que la dirigencia del partido intentó beneficiar a la candidata Hillary Clinton sobre su rival por la nominación Bernie Sanders se filtraron meses antes de las elecciones presidenciales de noviembre de 2016 en Estados Unidos.

Según determinó después el fiscal independiente Robert Mueller, la filtración habría sido obra de piratas informáticos rusos para favorecer a Trump.

En declaraciones a la prensa en las afueras del tribunal londinense, el editor actual de Wikileaks, Kristin Hrafnsson, refrendó el testimonio de Robinson, y aseguró que demuestra la naturaleza política del proceso contra Assange.

Después que la oferta fue rechazada, vimos, por supuesto, cómo aumentaron los esfuerzos del gobierno norteamericano para perseguir a Assange, lo que trajo como resultado que estemos hoy en este tribunal luchando contra su extradición, aseguró el periodista islandés.

Assange es reclamado por la fiscalía de Estados Unidos por publicar en Wikileaks cientos de miles de documentos secretos de la diplomacia y el Ejército norteamericanos.

De ser extraditado, el periodista australiano podría ser condenado a 175 años de cárcel, como consecuencia de los 18 cargos que se le imputan, y que incluyen desde conspiración para cometer espionaje hasta piratería informática. / Prensa Latina.

Enlaces patrocinados