TSJ declaró inadmisible avocamiento de hurto de material ferroso

Diputados abogan por sus derechos. Foto: Archivo.

La Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), con ponencia del presidente del Alto Juzgado, magistrado Maikel Moreno, declaró inadmisible la solicitud de avocamiento interpuesta por la abogada defensora de la ciudadana Luisana Mercedes Hernández (v) De Carunis, con relación al proceso penal que se le sigue ante el Tribunal Segundo de Primera Instancia en Funciones de Control del Circuito Judicial Penal del estado Anzoátegui, extensión El Tigre, por la presunta comisión de los delitos de hurto calificado, alteración de documento y prevaricación, tipificados y sancionados, respectivamente, en los artículos 453 (numerales 1 y 9), 419 y 250 del Código Penal.

Señala la sentencia 18-2020 de la referida Sala del TSJ, que la acción judicial interpuesta se declaró inadmisible por no cumplir con lo previsto en los artículos 107 y 108 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, refiere nota de prensa del TSJ.

Recordó el fallo del Máximo Tribunal del país, que ha sido criterio reiterado de la Sala de Casación Penal, que la solicitud de avocamiento debe ser ejercida previo agotamiento, sin éxito, de los recursos ordinarios oportunamente ejercidos ante la autoridad competente. Y no, como pretende la solicitante en el presente caso, acudir ante esta instancia judicial aun cuando se le han tramitado sus solicitudes, pero se encuentra inconforme con las respuestas otorgadas.

El caso se refiere a la disputa en la propiedad de un lote de material ferroso (chatarra), sobre el cual las partes involucradas no han podido demostrar a quién pertenece, además, el material que se encontraba en un patio bajo resguardo, fue trasladado a otro lugar sin autorización, por orden de la imputada en el presente caso.

Enlaces patrocinados