InicioCulturaUnesco rinde honor a hermanas víctimas de la dictadura dominicana

Unesco rinde honor a hermanas víctimas de la dictadura dominicana

La 41 Conferencia General de la Unesco rindió tributo a las hermanas Minerva, Patria y María Teresa Miralba, víctimas de un brutal crimen por su oposición a la dictadura militar en República Dominicana, encabezada por Rafael Trujillo.

Según consignó Prensa Latina, la exposición fue inaugurada este martes con fotografías y con la historia de las hermanas, quienes enfrentaron a la dictadura militar y pagaron con su vida el derecho a la libertad.

Durante la inauguración, la ministra de Cultura de la nación caribeña, Milagros Germán, destacó la lucha de las hermanas, quienes fueron asesinadas el 25 de noviembre de 1960.

«Hoy son parte de la memoria histórica y de un sacrificio que se mantiene ahí, intacto, doloroso, para recordarnos el camino que nos queda para eliminar una violencia que nos mata y nos reduce”, expresó la ministra, que encabeza la delegación de República Dominicana, que realizará una conferencia el 24 de noviembre.

«Se trata también de un paso importante en el reconocimiento a la lucha de las mujeres dominicanas para hacer que se respeten sus derechos, una lucha que es la misma de todas las que en el mundo enfrentan la violencia en sus diversas manifestaciones», expuso la titular de la cartera de Cultura dominicana en entrevista al portal cubano.

En la inauguración, también estuvo presente el delegado permanente dominicano ante la Unesco, el embajador Andrés Mateo, quien destacó el trabajo realizado por el organismo internacional a las mártires, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Por su parte, la directora de la Unesco para la Equidad de Género, Jamila Seftaoui, reconoció a tres mujeres que pagaron con la vida su valentía y determinación para luchar por un mundo más justo.

«Gracias a casos como el de las hermanas Mirabal, el planeta está comenzando a reconocer y combatir cada vez más la violencia de género, aunque queda mucho por hacer para erradicarla», advirtió.