InicioJuan Vené en la PelotaEn la pelota | Los Griffey difaman a George Steinbrenner

En la pelota | Los Griffey difaman a George Steinbrenner

“¿Por qué y para qué las damas se depilan totalmente las cejas, si después se la pintan?. ¡Eso es un desperdicio!… Joseph McKadew.

Los mejores. El primer prospecto nativo de Latinoamérica, según “Baseball América”, es el outfielder dominicano Julio Rodríguez, de los Marineros, quien batea con poder en Clase A Alta. Julio es segundo de todos, solo tras del lanzador derecho, de 21 años, Hunter Green (Rojos), quien en Doble A, tira la recta hasta a 103 millas por hora. El segundo de habla hispana, cuarto entre todos, Luis Matos, es nativo de Valera, Venezuela, de 19 años, centerfielder de los Gigantes, en clase A.

El siguiente es Roansey Contreras, lanzador derecho dominicano de los Yankees, ya en Doble A, a los 21 años de edad. En 132.1 innings, dejó a 113 strikeouts y solo dió 36 bases por bolas. Sigue Oswaldo Peraza, de Barquisimeto, shortstop de los Yankees, de 20 años, quien en Clase A Alta, batea para 300 con cinco jonrones.

Lengua asquerosa de CC.- Es posible que el mánager de los Medias Blancas, Tony LaRussa, haya reaccionado de manera inadecuada ante el jonrón del novato, Yermín Mercedes. Pero la intervención soez, insolente, de CC Sabathia en su contra es inaceptable. Sabathia aparece, con términos no publicables, más con ánimos de ofender a Tony, el del Hall de la Fama, que de opinar acerca de lo que hizo. Guárdate tu asquerosa lengua CC.

Mentirosos los Griffeys.- En un documental titulado “Junior”, acerca de la vida de Ken Griffey hijo, dice él que nunca firmó con los Yanquis porque George Steinbrenner lo discriminó cuando era niño, al ordenar lo sacaran del dugout mientras su papá jugaba con el club del Bronx. Y que al mismo tiempo, un hijo de Graig Nettles (blanco) estaba en el infield durante la práctica.

¡Miente!. Nunca ningún hijo de pelotero, ni blanco ni negro es permitido en el campo de juego, porque el seguro no lo cubre. Y tampoco aceptan niños de ningún color, en el dugout. Por otra parte, Griffey padre nunca cobró un millón de dólares por temporada, hasta que llegó a los Yankees, en 1982 ($ 1.041.667, y hasta $ 1.100.000 en 1986). Después, solo en 1987 (Bravos) cobró el millón. Bajó de esas alturas hasta su retiro en 1990. Si había discriminación no le hubieran pagado tal dinero.

Además, durante el reinado de Steinbrenner padre, hubo numerosos negros muy bien pagados, tanto estadounidenses como latinoamericanos, en el róster de los Yankees, y en gran armonía.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

ATENCIÓN.- El archivo de estas columnas en google si entras por “el deporte vuelve a unirnos”.