Html code here! Replace this with any non empty raw html code and that's it.
InicioJuan Vené en la PelotaEspectacular estatua de Koufax inauguran en el Dodger Stadium

Espectacular estatua de Koufax inauguran en el Dodger Stadium

Disfruten de una nueva entrega de "En la pelota" por Juan Vené

Ya está a la vista de todos, en las afueras del estadio de Los Ángeles, la muy anunciada y espectacular estatua de bronce, que representa a Sandy Koufax. Es él, pelota en mano, el brazo izquierdo estirado hacia abajo y la pierna derecha elevada para tomar impulso.

Yo lo llamaba “El Ilustre Judío” en mis transmisiones de Grandes Ligas, por ser el mejor lanzador que he visto y porque es fiel practicante de su religión.

Para la Serie Mundial 1965, el mánager, Walter Alston, anunció que, desde luego, su mejor pitcher, el zurdo Koufax, sería el abridor del primer juego frente a los Twins. Pero él se negó. Dijo…: “No debo lanzar ese día (miércoles seis de octubre), porque es Yom Kippur”.

Abrió Don Drysdale y perdieron los Dodgers.

Pero ganaron la Serie en siete fechas, con Koufax autor de dos blanqueadas, incluso la del séptimo juego, el cual abrió con dos días de descanso, y aún cuando sufría dolores en el codo izquierdo. La artritis lo había invadido.

De este “Ilustre Judío” dijo Willie Stargell: “Tratar de batear sus lanzamientos, es como intentar tomar café con un tenedor”.

La primera vez que disfruté a Sandy Koufax, fue en la Serie Mundial de 1963, frente a los Yankees.

Derrotó a White Ford en la primera fecha cuando dejó a 15 strikeouts. Y también ganó el cuarto juego para cerrar la barrida, que le causó depresión a Mickey Mantle e hizo exclamar a Yogi Berra:“¡Ahora me explico por qué en la temporada ganó 25 juegos!. Lo que no entiendo es cómo perdió cinco”.

Koufax tuvo una carrera brillante y corta. Lanzó en Grandes Ligas sólo 12 años, 1955-1966, pero su record es de 165-87, 2.76.

La artritis le molestó en sus últimas temporadas, y sin embargo, fueron sus mejores.

En los cuatro años finales de su vida de bigleaguer, 1963-1966, acumuló marca de 97-27, 1.72.

En 1966, los Dodgers le pagaron a Sandy 125 mil dólares, que era el mayor sueldo entonces. Y cuando él dijo que se iba a retirar, le ofrecieron 150 mil por la campaña de 1967, lo que ningún pelotero había cobrado.

Era noviembre de 1966, cuando, rodeado de reporteros, Koufax, apenas de 31 años, explicó por qué se retiraba. Dijo: “He sido feliz en el beisbol. Lanzar pelotas para home es lo que más me gusta. Agradezco la oferta de los Dodgers, pero mis dolencias me impedirían llenar las aspiraciones de los fanáticos y las necesidades del equipo”. 

Líder en juegos no-no antes de Nolan Ryan

Koufax, quien nunca lanzó en las menores, porque de la Universidad subió a Grandes Ligas, fue el primero en coleccionar cuatro juegos sin hits en las Mayores. Y se mantuvo como líder de la especialidad, hasta que Nolan Ryan llegó a siete.

La primera de sus cuatro joyas de pitcheo fue juego perfecto, 5-0, frente a los Mets en 1962. Los otros no-hits ocurrieron en años sucesivos, contra los Gigantes en 1963, frente a los Phillies en 1964 y ante los Cachorros en 1965.

Koufax tiraba la recta hasta a más de cien millas por hora, y la curva era tan grande, que la quebraba a más de medio metro.

Su cantidad de strikeouts se compara con la de zurdos que lanzaron más temporadas que él, como Warren Spahn, quien en 21 años y coleccionó 2.583. Koufax 2.396 en 12 campañas. Además, Spahn nunca dejó strikeouts a más de 183 en una temporada.

 Si Sandy Koufax no hubiera sido atacado por la artritis, de haber lanzado siquiera 20 años, habría dejado números inalcanzables.

Se retiró y siguió imponiendo récords en la MLB

Hasta después de retirado, Sandy Koufax ha impuesto records. En 1972, se convirtió, a los 36 años de edad, en el más joven elevado al Hall de la Fama de Cooperstown, con 344 votos, el 89.9% del total. Y durante 12 años de lanzador  fue tan notable, que, no solo ganó tres veces la Triple Corona del pitcheo en la Nacional, 1963, 1965 y 1966, sino que en las tres oportunidades, superó también a los pitchers de la Liga Americana en victorias, efectividad y strikeouts. Es decir, doble Triple Corona en cada uno de los tres años. Me informa Elías Sport Bureau que ese ha sido el único caso en la historia.

Koufax, nativo de Brooklyn, Nueva York, vive en Bucks, Pennsykvania, y se ha mantenido dentro del beisbol, como comentarista de NBC y en las labores de instructor de lanzadores con los Dodgers.

Regresó al equipo tras la muerte de Tom LaSorda, quien ha sido su único enemigo. Y siempre ha dicho Sandy que ignora el motivo por el cual era tan odiado por él.

EN TIPS

Envidia

Las dificultades en las relaciones d Koufax y Tom LaSorda comenzaron, cuando en 1955 los llegaron a Grandes Ligas como pitchers zurdos.

Firmaría por una fortuna

El Sandy Koufax de 1964, podría firmar hoy para 10 años hasta por cinco mil millones de dólares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí