InicioJuan Vené en la PelotaLlega otra carta desde el más allá

Llega otra carta desde el más allá

Disfruta de una nueva entrega de "En la pelota" por Juan Vené

La de Al López a Luis Aparicio

Recordado y admirado Luisito: Te llamábamos Little Louie, cuando en 1957, llegué para dirigir a los Medias Blancas, ibas a cumplir tus 22. Ahora, arribas hoy a los juveniles 90, por lo que quiero estar presente entre los centenares de amigos, admiradores y seguidores que te felicitan. Recibe la impresión de un fuerte abrazo, de quien fue tu segundo mánager en Grandes Ligas.

Dije públicamente en 1957, que me asombrabas por cómo y cuánto conocías del juego. Me informaron pronto que, no solo provenías de la familia más beisbolera de Venezuela, sino que también eras hijo de quien había sido el primer pelotero exportado de tu país, Luis El Grande, también shortstop, quien fue a jugar para los Tigres de Licey, de Dominicana, el mismo año en el cual. tú naciste, 1934. Y te cuento, Louie, cuando aquella vez, negociaba mi contrato con los ejecutivos para dirigir en Chicago, me dijeron:

“Al…: hace 38 años que no llegamos a una Serie Mundial, desde 1919, cuando fuimos llamados Medias Negras, porque ocho peloteros nuestros se vendieron a los apostadores y nos la ganaron los Rojos. Ya necesitamos ganar”. Por supuesto, como bien lo sabes, amigo Luis, nadie puede asegurar que ganará en Grandes Ligas. Pero, por la situación que se me presentaba, les dije: Ganaremos.

El año anterior, 1956, tu primero en Grandes Ligas, habías sido campeón en robos y lo fuiste nueve veces consecutivas. Por cierto, con ayuda de Maury Wills, de los Dodgers, en la Liga Nacional, resucitaste el robo de base y el hit and run, que habían sido olvidados desde los años 20’ por las emociones de los cuadrangulares de Babe Ruth y compañía.
Lo más importante fue que, con tu liderato, y dirigiendo el infield cada día, llamándonos los fanáticos y la prensa los Chicago Go-Go, por tantos robos de bases, ganamos el título de la Liga.

Fuimos a la Serie Mundial con los Dodgers, quienes la ganaron en seis juegos. Fue una extraordinaria Serie, incluso, le conectaste doble nada menos que a Sandy Koufax. Pero ellos jugaron mejor que nosotros, bajo la batuta de Walter Alston, a quien he felicitado aquí, en este Más Acá, que ustedes llaman Más Allá.

En cuanto a tí, yo no estaba acostumbrado a ver bigleaguers tan pequeños de estatura como tú, pero me enseñaste qué buenos pueden ser en el terreno. Aprendí a respetarlos y aprendí a verte en el Hall de la Fama, tal como lo mereces, desde 1984.

Bueno, estoy, en este Más Acá, desde el 30 de octubre de 2005. Llegué a estos predios a los 97 años de edad, y ahora todos los de la cofradía del beisbol nos unimos para enviarte innumerables abrazos de felicitaciones en estos 90. Se te quiere mucho… Al.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí