InicioLa GuairaTambores repicarán desde el 23 en Naiguatá y Caraballeda

Tambores repicarán desde el 23 en Naiguatá y Caraballeda

Pobladores de la entidad celebraran la tradicional festividad de San Juan Bautista durante tres días

La festividad de San Juan Bautista se deja sentir en La Guaira, especialmente en las parroquias Caraballeda y Naiguatá donde la tradición pasa de generación en generación.

Cada una de ellas tiene una manifestación específica de San Juan, bien sea San Juan Niño, San Juan Adulto, San Congo y San Juan Guaricongo, con una significación distinta.

Desde que comienza el mes inician los preparativos para la celebración del cumpleaños del Santo, la cual es amenizada con piñatas, torta y mucho tambor en Naiguatá y en Caraballeda, cuyos repiques comienzan desde el 23 de junio.

Este año la celebración será por todo lo alto después de dos años de pandemia. El director de Cultura de la Gobernación de La Guaira, Edgar Urbina, explicó que los horarios acordados para el repique de tambor son a partir del día 23 de junio con el amanecer de 12 am a 2 am y el 24 de junio, el propio día de San Juan comenzarán a las 10 am hasta las 10 pm.

Anunció una extensión del repiqueteo de cueros hasta el 25 de junio desde las 12 pm hasta las 5 pm, pero sólo en las casas donde se custodia la imagen de San Juan.

Los custodios

Dos familias han permanecido en la custodia de las imágenes. En Naiguatá la familia Corro ha mantenido esta tradición por generaciones y en Caballeda ha correspondido a los Iriarte, cuyas mujeres bailan el santo por toda la parroquia.

La familia Corro custodia al San Juan de Naiguatá por más de 300 años. La imagen ha pasado por varias generaciones, desde que el capataz de los esclavos Don Juan del Corro entregó a los negros la imagen, para que celebraran la fiesta.

Han pasado varias generaciones que se encargan de vestir la imagen del San Bautista Niño, en la calle Bolívar de Pueblo Arriba, en Naiguatá.

La familia lleva el santo a la Iglesia Nuestra Señora de Coromoto, cada 24 de junio, donde se celebra la Misa, que una vez terminada salen en procesión al ritmo de los tambores a recorrer todo Naiguatá.

Visitan las casas donde están los altares de San Juan, y se reparten dulces y bebidas para que celebren el cumpleaños del santo.

Al terminar el recorrido se afincan en la casa de los Corro, donde el repique del tambor retumba hasta entrada la noche. 

En el pueblo de Caraballeda comienza desde el día 23 a preparar su celebración. La familia Iriarte, custodia del santo, lo viste, lo cuida, lo lleva a la iglesia y lo guarda.

Las mujeres de esta familia son las que sacan a sanguear la imagen del San Juan. Parten desde la iglesia Nuestra Señora de la Candelaria, en el pueblo de Caraballeda, seguidas por otras mujeres que también tienen sus santos y los llevan a celebrar.

La tradición en Caraballeda lleva más de medio siglo y comenzó por una promesa que debieron pagarle al santo.

Otras manifestaciones

El barrio Montesano, en la parroquia Carlos Soublette, tiene un particular San Juan que los Mayora sacan cada 24 de junio.

Es el San Juan Guaricongo, que visten, sacan a pasear por Montesano al ritmo de la guarura y el tambor.

La otra tradición que se vive en La Guaira es el encuentro entre San Juan y San Benito, en el río de Osma, cada noche del 23. Alí Rivas fue el precursor de esta devoción en este pueblo de la parroquia Caruao. Cuenta Rivas que les regalaron una imagen que en realidad era San Benito y no San Juan, la cual veneraban como tal.

Alguien les hizo caer en el error y como no quería deshacerse del San Benito, decidieron hacer el encuentro, en el medio del río, cada noche previa a San Juan.

Esa noche prácticamente se cierra el paso hacia Caruao por la cantidad de gente que llega de Miranda, Caracas y otras partes a bailar a los santos en el río.

La otra tradición que se vive en La Guaira es el encuentro entre San Juan y San Benito, en el río de Osma.

Llevan el tambor a las escuelas

Edgar Urbina, Director de Cultura del gobierno regional, informó sobre el ciclo de talleres formativos de Tambores de San Juan, a los jóvenes de la etapa básica, ya que fue declarado Patrimonio Inmaterial de la humanidad por la Unesco en el año 2021.

«Esta es una tradición que nos identifica y hemos empezado este ciclo de talleres durante el mes de mayo estaremos dando la información para en junio iniciar con los repiques de tambores en cada escuela y comunidad», apuntó Urbina.

Entre las escuelas que participarán están, Escuela República de Panamá, Ambrosio Plaza, Juan Aranaga, Santa Eduvigis, Fombona Pachano, Emilio Gimón Sterling, y otros centros educativos.

Deja un comentario