InicioLas últimas noticias del amor¿Cambiamos por amor? ¿Le pasó a Anuel con Karol G?

¿Cambiamos por amor? ¿Le pasó a Anuel con Karol G?

Solemos decir que “nadie cambia por nadie”, pero, si nos revisamos, tal vez sí.

Hace días, no sé cómo ni por qué, me tropecé en Instagram con el debate más farandulero y raro de la historia: ¿Anuel era más de pinga con Karol G o con Yailin?

Para mí, que soy poco asidua al reggaetón, aquello estaba escrito en otro idioma: ¿Quiénes son y qué pasó con ellos?

El puertoriqueño Anuel fue novio durante  tres años de la colombiana Karol G. Se apodaban “los bebecitos” y crearon algunos temas juntos. Un día, sin mucho detalle, anunciaron su separación y al tiempito él se empató con la dominicana Yailin.

Sin embargo, los fanáticos no superan esa ruptura. En cada concierto, salida o transmisión en vivo de la nueva pareja, los presentes sacan a relucir a Karol G.

A la gente le cuesta asumir que dos personas pueden ser de pinga pero no funcionar juntas, que las parejas “ideales” también tienen problemas y eventualmente terminan.

En realidad, creo que les da miedo. Es como si una voz les dijera: si ellos que son “perfectos” no duraron, imagínate que les depara el destino a ti y al pendejo/a de tu novio/a.

El hecho es que entre los comentarios hubo uno que llamó mucho mi atención: si quieren ver cuánto o como los puede influenciar una pareja, vean el antes y el después de Anuel.

Resulta que la vida de excesos, malas compañías y decisiones erradas de Anuel hicieron que cayese preso el 3 de abril de 2016 en Guaynabo con tan solo 22 años. Al estar tras las rejas, sus temas siguieron sonando y sus sencillos ocuparon los primeros lugares.

Pero tras pasar 30 meses en la cárcel, el reguetonero pensó en abandonar la música para siempre… hasta que conoció a Karol G, “su mejor desintoxicación”.

En libertad, una de sus primeras colaboraciones musicales fue con ella. A los pocos meses de rodar el video del tema, la pareja confirmó su relación besándose apasionadamente frente a un público que deliró por la felicidad de ambos.

Luego, la colombiana lo acompañó en su rehabilitación, lo ayudó a pedirle perdón a su madre y también a mejorar la relación con su ex esposa, con quien tiene un hijo.

Pero ahora, tras la ruptura, y con su nuevo romance, Anuel parece volver a las actitudes de antes. Por eso, el comentario de aquel usuario.

Entonces, ¿se puede cambiar por amor a alguien? ¿Es una transformación real o algo momentáneo?

Sé que muchos, incluyéndome, solemos decir que “nadie cambia por nadie”. Pero estoy casi segura que si iniciamos un proceso de revisión interna descubriríamos que sí lo hicimos, para mejor y para peor.

Al respecto, el psicólogo Justin Lavner, quien lideró un estudio en la Universidad de Giorgia para averiguar cómo nos transforma el amor, asegura que si alguien se dispone a convivir con su ser amado cambiará su personalidad —para bien y para mal— en dos años.

Los primeros años de vida en pareja son cruciales para estos cambios personales y marcan el destino de la relación ya que las parejas se ajustan a sus nuevos roles. Es decir, si usted en plena euforia amorosa, decide lavar los platos desde el principio ¿quién tiene más posibilidades de convertirse en el que lave los platos siempre? Ajá, eso.

Pero no todo es tan doméstico. Los resultados indican que los hombres se vuelven más responsables y fiables mientras que las mujeres se tornan más confiadas y menos ansiosas.

Además, la pareja no sólo influye a nivel afectivo sino también en lo profesional: tener una pareja con un grado elevado de responsabilidad contribuye al éxito laboral del otro.

Vale entonces la pregunta, ¿puede el otro ayudarnos a crear una mejor versión de nosotros mismos, una que se sostenga incluso más allá de la relación?

1 COMENTARIO

Deja un comentario