El hilo de Chayanne

El cantante puertorriqueño Chayanne inició una entretenida dinámica con sus seguidores en Twitter. A través de una publicación en esta red social, el artista “abre un hilo” para que las personas compartan experiencias vinculadas a distintas temáticas.

Una de sus últimas iniciativas fue: “Abro hilo de las peores historias de rupturas, desahóguense conmigo”. En los comentarios, podíamos encontrar de todo, pero había 4 o 5 historias que se repetían infinitamente aunque con leves variaciones:

"Estuve enamorada de mi mejor amigo por años, nunca le quise decir mis sentimientos, y en un abrir y cerrar de ojos, él empezó andar con alguien y al tiempo me comentó que se iban a casar. Llegué a mi casa llorando y lo hice durante muchos meses. Al final, ellos terminaron (era una relación tóxica) y yo le dije todo lo que sentía por WhatsApp y lo bloquee".

Ya ven, la película “La boda de mi mejor amigo” protagonizada por Julia Roberts, Cameron Diaz y Dermot Mulroney, también ocurre en la vida real. Es más, ¿cuántos de nosotros hemos perdido la oportunidad de virar el rumbo de una historia (aunque no sepamos hacia donde) solo por no animarnos a expresar nuestros sentimientos?

"Me habían diagnosticado cáncer de hígado. Estaba muy mal. Inicié tratamiento con quimios. Mi pareja no solo me engañó sino que me dejó por el médico que me estaba haciendo los controles en casa. Lo mejor fue que yo me curé y acá sigo. Tenía un pronóstico de vida de 3 meses a 1 año, pero después de 3 años de tratamiento y 6 operaciones me dieron el alta por remisión completa".

No es nada fácil asumir los cambios inesperados que una pareja puede sufrir como consecuencia de una enfermedad, un accidente de tránsito, etc. Por algo en casi cualquier religión el mandamás ordena “en la salud y en la enfermedad”. Pero no siempre se cumple. ¿Por qué? ¿Falta de amor o algo más?

"Después de una convivencia de 6 años me dijo que no estaba preparado para vivir en pareja y a dos meses de la separación se casó con otra que ya estaba embarazada. Han pasado  más de 10 años y todos los días me escribe para decirme que me extraña".

Creo que a casi todos nos ha pasado algo así, tipo: “yo no quiero casarme nunca” y al mes se casa con otra, “no deseo hijos” y tiene 5 con la siguiente o le cría los de ella. A veces no es que no quieran, es que no quieren contigo. A mí ya me tocó asumirlo alguna vez.

"No sé si llámalo ruptura pero me paso que tenía una hermosa relación de 8 años con un hijo maravilloso, pero un día mi pareja salió a trabajar y nunca más regreso. Nos dejó destruidos al niño y a mí. Nunca supe la verdadera razón, creo que aún hoy espero una explicación, alguna respuesta, y ya han pasado 30 años".

El típico “mi papá fue a comprar cigarros”. Pero, detrás de eso: ¿Qué pasa realmente en los adentros de alguien a quien creemos feliz, tan feliz como nosotras, pero un día decide marcharse para siempre sin siquiera decirnos por qué? ¿Qué berenjenal habita su mente? ¿Cuántas emociones no expresadas? ¿Qué nivel de frustración o desesperación?

"Hace años, me dejaron con el vestido de novia comprado, los planes de boda y el trámite para comprar nuestra casa en marcha. Lo hizo por whatsapp, jamás me dio la cara".

En la era digital también dan la cara sin darla. Son muchísimas las historias de rupturas en un día o momento vital: aniversario, navidad, cumpleaños, la previa al matrimonio. ¿Crueldad o “es ahora o nunca”? ¿Miedo al compromiso? ¿algo más?

"Después de ser la amante durante 25 años, me di cuenta que nunca le importe, porque en el día más doloroso de toda mi vida, cuando más lo necesitaba, cuando mi mamá murió, él “no podía” ir a darme el pésame al velorio. Eso mató lo que sentía por él".

Mientras exista la esposa, el papel de amante no caduca, no importa que llevemos dos décadas ejerciéndolo. Hay cosas que jamás le serán permitidas a la otra, sin importar si tienen hijos o un apartamento juntos. Yo juré más nunca permitirme ser la amante el domingo que me percibí encerrada, con ganas de ver una peli empiernada, pero, en cambio, solo contemplaba en sus estados de WhatsApp las fotos paseando con ella. Huye.

Conclusión final: Nunca estamos tan solos o solas en nuestro dolor/experiencia como pareciera. Seguimos.

Chayanne leyéndonos pues.

Por: Jessica Dos Santos

Cuéntame tu historia, redáctala como sea, juntos le damos forma y la compartimos. Difundir las distintas formas del amor, siempre es necesario: lasultimasnoticiasdelamor@gmail.com

Lee otras historias:

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí