Cada actividad laboral tiene su riesgo frente al covid-19

Empresas deben garantizar el distanciamiento físico en las oficinas

 Una de las grandes preocupaciones de la colectividad es que la actividad laboral represente un riesgo de sufrir un contagio de covid-19, ya sea porque trabajan atendiendo al público o tienen un contacto cercano con los compañeros de la oficina.

Más allá del peligro que enfrentan los profesionales de la salud que deben atender a personas contagiadas de coronavirus, con la implementación de la flexibilización, en sectores de la economía venezolana se suman otras profesiones u oficios a las posibilidades de sufrir contagios. 

La proximidad y la exposición son los factores que condicionan el riesgo de los médicos, enfermeras y enfermeros, camilleros, conductores de ambulancias y personal de limpieza que laboran en hospitales, centros de diagnóstico integral y clínicas privadas.

El contacto interpersonal también abarca a trabajadores que se desempeñan en campos tan disímiles como peluquerías, centros de cosmetología, gimnasios, tiendas, supermercados. Y es que todos corren riesgo de contraer el virus en el desarrollo de su actividad, porque el contagio implica el contacto directo de las secreciones respiratorias de personas infectadas o con gente asintomática, que es portadora del virus sin saberlo, y no tiene malestares.

Medidas en sitios de trabajo. En opinión de la psicóloga industrial Jazmín Ruiz, desde que llegó el coronavirus al país las empresas, fábricas e instituciones públicas también tomaron medidas como crear guardias para el personal o apoyarlos para que puedan hacer sus labores desde sus computadoras personales, en la comodidad del hogar. 

Así tenemos los casos de Alba, quien como periodista recibe el apoyo para trabajar desde su casa o el de Wilfredo, quien solo va a la fábrica donde labora solo dos veces a la semana, sin que ello afecte su ingreso mensual, ni otros beneficios. 

Al respecto, la psicóloga afirma que no todos los trabajos tienen ese nivel de flexibilidad porque hay compromisos adquiridos respecto a producción y compromisos salariales con el personal en general. 

Señala que con la situación que se vive es primordial que en los diversos sectores laborales se haga una precisa evaluación sobre el o los riesgos que corren los trabajadores de ser contagiados y las medidas que se deben tomar tanto por el empleador y el empleado. 

La especialista considera que cuando no sea posible una remodelación de las áreas de trabajo, el personal debe cumplir de manera obligatoria con el distanciamiento, la implementación de turnos y el uso de las mascarillas durante la jornada laboral. 

El riesgo en la proximidad. Explica Ruiz que el riesgo de contagio debe medirse por la proximidad en metros, así, los que deben tener contacto físico con otras personas deben protegerse más porque es un rango alto y en muchas oficinas el espacio físico no ayuda a mantener la distancia, por lo que hay que tomar en cuenta las recomendaciones o medidas para resguardar al personal con una estrategia de prevención adecuada. 

A manera de ejemplo, señala que hay trabajos que no se pueden hacer online y suponen un alto nivel de proximidad y mayor riesgo. En este renglón entran las niñeras, los masajistas, los cajeros, los choferes de autobuses, los trabajadores de la morgue o funerarias, entre otros similares. 

Otro renglón es el de los cuerpos policiales y militares que velan por la seguridad y el cumplimiento de los protocolos de higiene. Ante situaciones extremas deben tener un contacto estrecho con la ciudadanía. “El riesgo de contagio puede ser alto, medio o bajo y aunque hay actividades ligadas al arte, la producción agrícola, pesca, escritura y operadores de máquinas, que poseen poco nivel de exposición, eso no quiere decir que el riesgo cero exista”, acotó.

Todos son responsables. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la flexibilización de restricciones por el covid-19 debe contar con medidas para detener la propagación del virus, donde participen: empleadores, gerentes, trabajadores, contratistas, clientes y visitantes. 

Jazmín Ruiz señaló que en Venezuela esto le compete a los comités de seguridad y salud; en el trabajo, de las unidades productivas, quienes tienen funciones acordes con la emergencia de salud que se padece debido al coronavirus.   

Normas de unidades de Trabajo

l Abrir al público en los horarios establecidos por el Ejecutivo nacional.

l Restringir el acceso a personas con síntomas de enfermedades respiratorias.

l Limitar las visitas mientras esté vigente la emergencia.

l Facilitar el traslado de los trabajadores y trabajadoras.

l Adecuar los espacios para garantizar el distanciamiento social.

l Garantizar el funcionamiento de los comités de seguridad y salud en el trabajo, y su articulación con el área de
salud integral comunitarias respectiva.

l Los trabajadores deben lavarse las manos con agua y jabón o utilizar gel a base de alcohol antes, durante y después de la
jornada laboral.

Enlaces patrocinados