Cáncer de seno se puede frenar con Aspirina

Un estudio realizado en la ciudad de Manchester, Reino Unido, por el Christie NHS Foundation Trust en agosto pasado, indica que el ácido acetilsalicílico o aspirina puede ser muy efectivo para tratar los casos graves de cáncer de seno y evitar la progresividad a la letalidad.

Científicos británicos están indagando el impacto positivo que puede tener este medicamento de uso común y realizando pruebas para ver si se pueden replicar en humanos con cáncer de mama los resultados que han logrado en experimentos. De acuerdo con los investigadores, creen que puede ayudar en el cáncer de seno agresivo, ya que hace que los tumores difíciles de tratar respondan mejor a los medicamentos oncológicos.

Sus propiedades, más que por su efecto analgésico, es lo que puede servir para combatir este tipo de tumores, que son unos de los que tienen menos incidencia en cuanto a cáncer de seno se refiere, pero a menudo son más agresivos en mujeres jóvenes y negras, considerando que sus características impiden que ciertos medicamentos como el herceptin no funcionen porque no poseen receptores como otros tipos de cánceres.

La líder del proyecto, Anne Armstrong, refiere que este medicamento de ser totalmente seguro, sería muy auspicioso porque está disponible y es económico de producir. “Esperamos que nuestro ensayo demuestre que, cuando se combina con inmunoterapia, la aspirina puede mejorar sus efectos y, en última instancia, puede proporcionar una nueva forma segura de tratar el cáncer de mama”, expresó.

Sensibles a inmunoterapia

El grupo de expertos añade que un posible tratamiento con aspirina puede resultar en que el cáncer sea más sensible a la inmunoterapia, mejorando la respuesta de los medicamentos. Esperan que pueda funcionar cuando se combine con la inmunoterapia avelumab, y de resultar exitoso comenzarán a realizar más ensayos clínicos en las mujeres que padecen esta enfermedad.

Al respecto, el médico especialista en medicina interna, investigador y director del Observatorio Salud Medio Ambiente e Impacto Social de Venezuela (Osimaven), Ricardo León, recalcó que “la aspirina es efectiva para retrasar la metástasis, independientemente del cáncer que sea porque la metástasis, fisiopatológicamente hablando, es la invasión del cáncer hacia los tejidos sanos. Lo novedoso de este estudio es que ahora se pretende usar para el cáncer de seno”.

Explicó que los valores que tiene la aspirina la convierten en un antiinflamatorio esteroideo que funciona como antiagregante plaquetario para complementar la respuesta inmune del organismo, evitando la progresión inflamatoria. Indicó que, en el caso de las patologías metastásicas, las complicaciones más letales del cáncer se han comportado de manera favorable frente al intento de las células cancerígenas por trepar hacia nuevas células.

Subrayó que el intento de invasión de las células dañadas estimula el sistema inmunitario de manera exagerada, al punto de que la cascada inflamatoria dentro de la que está la agregación plaquetaria produce una hiperinflamación, y es precisamente en ese aspecto que la aspirina funciona de manera efectiva.

El especialista, quien interactúa a través de Instagram como @drricardointernista y Twitter como @RicardoInterni1 sobre diversas temáticas de salud, agregó que ayudar contra la inflamación es una de las tantas propiedades que tiene la aspirina, aspecto que “vemos dentro de la medicina interna, como un indicio para poder dar beneficios a algunos pacientes con sospechas, o incluso con metástasis, con el objetivo de evitar la progresividad a la letalidad por cáncer de seno”, recalcó.

Prevención

Un anterior estudio del National Institutes of Health de Estados Unidos indica que el ácido acetilsalicílico, además, podría reducir el riesgo del cáncer de mama positivo al receptor del estrógeno. La investigación muestra que el uso del fármaco se asoció con una pequeña reducción de este tipo de cánceres.

Alrededor de 75 % de los cánceres de mama son positivos al receptor de estrógenos, lo que significa que las células del cáncer tienen receptores para la hormona femenina de estrógeno, el cual ayuda a las células cancerígenas a crecer. Los fármacos usados hasta ahora trabajan para bloquear la acción del estrógeno, por eso, la aspirina podría reducir el riesgo de cáncer de mama, porque bloquea la enzima ciclooxigenasa.

Lucha mundial

Cada 19 de octubre, desde 1983, se celebra el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama para crear conciencia y promover que cada vez más mujeres accedan a controles, a diagnósticos, y que reciban tratamientos oportunos y efectivos. La Organización Panamericana de la Salud señala que, entre las mujeres, el cáncer de mama es el de mayor incidencia con 25,4 % y aproximadamente 100.000 mujeres mueren por cáncer de mama cada año en la región. El doctor Ricardo León recomendó que para prevenir este cáncer se deben hacer ejercicios de forma periódica, evitar el consumo de alimentos altos en grasas y procesados, consumir vegetales, ingerir mucha agua y líquidos, así como el autoexamen y el examen anual, además se debe ofrecer lactancia materna exclusiva y prolongada.

Por: Daianira Naia

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>