InicioMás VidaCaraqueños resuelven en la pandemia con los gochos

Caraqueños resuelven en la pandemia con los gochos

En medio de la dificultad por la pandemia de covid-19 que se inició el año pasado, productores y distribuidores de frutas y hortalizas provenientes del estado Táchira no pararon su distribución de alimentos a la zona capital pese a los impedimentos que hasta la actualidad se hacen presentes.

Así lo dio a conocer Germán Guerra, distribuidor y dueño del puesto de hortalizas La Virgen del Carmen, ubicado en el 23 de Enero, en Caracas, quien aseguró a Últimas Noticias que como emprendedor ha sido muy difícil la situación de traslado desde San Cristóbal.

“Realmente ha sido un esfuerzo de parte de todos para el resuelve de los caraqueños. La idea es poder traerles alimentos frescos, porque este punto es tan concurrido que vienen personas de todos los rincones de la capital”, aseguró.

Guerra relató que las hortalizas que compran vienen directamente de los huertos en Táchira, sin embargo, las frutas son compradas en una frutería mayorista ubicada en Barquisimeto, estado Lara.

“Todos piensan que es un traslado único desde San Cristóbal hasta Caracas, pero es importante que sepan que las frutas no vienen del Táchira, las frutas se compran al mayor en Barquisimeto, por eso manejamos tan buenos precios”, relató.

Sin embargo, explicó que todos estos recorridos se llevan a cabo semanalmente, en semana flexible y radical, por lo tanto, la seguridad del viaje depende del salvoconducto, “en Caracas hay muchos toldos de gochos como llaman tradicionalmente, pero por tener un camión no significa que tengas libre acceso, el pase entre estados depende del salvoconducto, de las guías que debemos tener y a veces de las requisas”.

Agregó que en cada viaje que emprenden deben hacerse pruebas PCR como un requisito para movilizarse, “como te digo, es un proceso tedioso, desde que empezó la cuarentena hemos tenido que seguir un protocolo, de aquí hasta allá y viceversa”, dijo.

Medidas de bioseguridad

En cuanto a los protocolos que se exigen dentro de la carpa detalló que desde primera instancia todo se basa en limpieza, desinfección, lavado de las frutas, hortalizas y el cuidado de los compradores.

“En la entrada hay quien supervise a las personas. Quienes van a comprar deben entrar con tapabocas y mantener la distancia. “El único problema es que tocan los alimentos para probar su textura, tamaño y contenido, por eso hacemos jornadas de limpieza dentro de la carpa”, contó.

“Al principio de la pandemia las ventas fueron bajas, pero gracias a las medidas que hemos establecido, poco a poco hemos vuelto a la normalidad. Adicional a eso es importante destacar que manejamos buenos precios”, añadió.
Informó que los trabajadores se cuidan por salud propia y por brindar seguridad al público, sumándole las constantes pruebas PCR que se realizan por respaldo a los adultos mayores quienes hacen vida en la carpa diariamente.

Las hortalizas y frutas vienen directamente de los huertos.

Calidad y precios

El puesto La Virgen del Carmen es uno de los toldos más grandes y populares de la parroquia, múltiples transeúntes se dirigen contantemente a realizar las compras del hogar.

“Los precios varían semanalmente de acuerdo a la tasa del dólar, sin embargo, no son aumentos grandes. Los costos se mantienen y sale más económico adquirir las hortalizas con los gochos que en otros establecimientos”, contó Ana Arredondo.

Por su parte, no solo a los vecinos les resulta factible comprar, también a cadenas de comida rápida quienes se dirigen a adquirir en grandes cantidades.

Raúl Orozco, es dueño de un restaurante de hamburguesas ubicado en Las Mercedes, quien semanalmente visita el toldo para hacer sus comprar al mayor. “Vendemos papas fritas y hamburguesas; la lechuga, las papas, el tomate y los aguacates los compramos aquí al mayor. Además todo llega muy fresco”, manifestó mientras detallaba que a nivel de costo es muy rentable.
Por otra parte, vecinos y personas adyacentes a la zona aseguraron que el toldo de los gochos ha sido un método eficaz de resuelve, además que la mayoría del tiempo venden calidad y cantidad.

“Lo importante es que ellos se han establecido sin saberlo como un punto para resolver el día”, dijo una vecina que compra frecuentemente en el lugar.