Con un nuevo milagro José Gregorio Hernández llegaría a ser santo

El hecho divino tiene que ser algo inexplicable para la ciencia, que sea perdurable en el tiempo

Los venezolanos vivieron este 30 de abril un día histórico al ser testigos de la beatificación del Médico de los Pobres, un acontecimiento esperado por más de 70 años, pero para poder llamarle San José Gregorio Hernández es necesario lograr la canonización y eso está en manos del pueblo y sus médicos.

Para Monseñor Tulio Ramírez, vicepostulador de la causa de beatificación y canonización de Hernández, muchos milagros se van a manifestar ahora que es un beato, sin embargo, para lograrlo refiere que es menester el aporte de los médicos para reseñar en sus informes la recuperación inexplicable de un paciente que haya sido encargado al doctor José Gregorio.

En entrevista con Últimas Noticias explicó que la iglesia católica y su máxima representación, El Vaticano, específicamente la Congregación de los Santos, exigen la comprobación científica de un milagro pedido e invocado única y exclusivamente a José Gregorio para poder proceder a la canonización.

Proceso en la Santa Sede

Canonizar es declarar a una persona ya fallecida como santa o santo, para ello, la iglesia católica exige una serie de requisitos que se deben cumplir una vez se haya logrado la beatificación de quien tiene el poder de intercesión ante Dios, tal como el ahora beato José Gregorio Hernández.

La Causa de los Santos tiene un camino que recorrer para llegar hasta la canonización, entre ellos la postulación donde se da a conocer la intención de elevar a la santidad a las personas, tras conseguirlo la persona es declarado Siervo de Dios y Venerable, seguidamente la beatificación luego de ser aprobado la existencia de un milagro gracias a su intervención y finalmente la canonización, cuando se declara santo al atribuírsele un segundo milagro.

José Gregorio ya ha cumplido casi todos los requisitos, salvo el segundo milagro para ser canonizado y es allá hacia donde la iglesia católica en Venezuela mira ahora. “Confío en que ahora después de la beatificación, van a ocurrir otros milagros”, contó esperanzado monseñor Ramírez.  

Para lograr que el médico de los pobres sea San José Gregorio Hernández es necesario superar las nuevas etapas establecidas por el Vaticano. El primer paso es la aprobación de un segundo milagro que se manifieste luego del día de la beatificación, es decir a partir de hoy 1° de mayo.

Seguidamente, la iglesia venezolana debe estudiar ese milagro y presentarlo en la Santa Sede, donde tiene que ser examinado por La Congregación para la Causa de los Santos.

También, la Comisión Médica y la Comisión Teológica intervienen para estudiar las causas y efectos de la intercesión divina.

Una vez aprobado científicamente, pasa al consensuado con Cardenales y Obispos, que evaluarán los informes médicos y teológicos. Finalmente, con Papa se ejecuta y aprueba como testimonio de la iglesia de esa acción milagrosa, a través del Decreto de Canonización.

Al finalizar ese proceso el Papa convoca un Consistorio Ordinario Público para determinar la fecha de la ceremonia de canonización, celebrada por en la Basílica de San Pedro o en la Plaza de San Pedro del Vaticano.

“José Gregorio Hernández, es reconocido en muchas partes del mundo por los devotos y cuando sea canonizado será, San José Gregorio Hernández”, reiteró Monseñor Ramírez.

Algo inexplicable

“Muchas personas pueden decir que tienen un milagro de José Gregorio, pero ¿qué dice la ciencia de eso?. Tiene que ser algo inexplicable para la ciencia, que sea perdurable en el tiempo y que no sea una enfermedad que se quite ahora y aparezca después. Además, que haya la invocación única y exclusivamente a Hernández. Si invocamos a otro santo por ejemplo a San Antonio o San José, entonces no”, indicó Monseñor.

Agregó que la exclusividad en la petición se debe a que si otros santos se involucran, entonces, por lógica la iglesia asume que el milagro ha sido concedido por el santo más reconocido. Es como una especie de jerarquía, entre los santos ya canonizados.

“Se trata de un proceso largo, pero no en vano porque cada uno ocurre en un tiempo previsto por Dios”, dijo.

Precisó que tal como se procesó con el milagro concedido a Yaxury Solórzano Ortega, la niña Milagro de la Causa de Beatificación que tras recibir el 10 de marzo de 2017, un disparo en la cabeza tras ser interceptada junto a su papá, por unos delincuentes para robarles la moto, José Gregorio Hernández la sanó por petición de su mamá; los milagros que cumplan los requisitos son enviados en un dossier a Roma donde la doctora Silvia Correales, quien lleva las causas de los santos en La Santa Sede, procede junto a la Congregación de los Santos, a estudiar cada postulación.

Por eso señaló que es través del correo electrónico  [email protected] los pacientes, médicos o familiares pueden reportar detalladamente el milagro.

Se deben especificar algunos datos como el nombre y apellido de la persona que está declarando el presunto milagro, número de teléfono y dirección para proceder al contacto con el vicepostulador en Venezuela.

“Los médicos son muy importantes en este campo porque ellos con sus conocimientos médicos pueden reportar en sus informes cuando un paciente se ha recuperado de manera inexplicable para la ciencia de una enfermedad o estado grave o crítico de salud. Con ello, se abre un camino importante porque necesitamos del escrito, radiografías, pruebas de sangre y todo lo que tiene que ver con esa área”, reiteró.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com