El sulfuro de hidrógeno combate el alzheimer

La enfermedad hasta la fecha no tiene una cura

Investigadores afirman de forma preliminar que las células cerebrales envejecidas se pueden proteger contra el alzheimer; se trata de un estudio científico realizado por la facultad de medicina de la Universidad Johns Hopkins en Estados Unidos, con sulfuro de hidrógeno, cuyos niveles en el cerebro disminuyen con la edad.

Probado en una especie de ratón de laboratorio, los resultados son alentadores, aseguran los investigadores, como una posibilidad para el desarrollo de futuros fármacos que puedan combatir las enfermedades neurodegenerativas que afectan a millones de personas, sobre todo mayores de 65 años.

El instituto señala que observaron que el sulfuro, un compuesto gaseoso que el organismo humano produce en pequeñas cantidades para ayudar a regular las funciones del cuerpo, como el metabolismo celular y la dilatación de los vasos sanguíneos, estimuló en gran medida una mejora de la función cognitiva y motora de los animales.

La inoculación con un prototipo que fue mezclado con el sulfuro denominado NaGYY, y que ha sido creado por la Universidad de Exeter en el Reino Unido, tuvo una inesperada variación de las reacciones bioquímicas, tomando en cuenta que este gas está considerado por la comunidad científica como un ácido peligroso y tóxico en altas cantidades.

El ácido sulfhídrico, comúnmente conocido como sulfuro de hidrógeno, es un gas incoloro e inflamable más pesado que el aire. Se caracteriza por un desagradable olor; se puede encontrar en la descomposición de materia orgánica, desechos humanos y animales. También, se halla, entre otros lugares y procesos naturales, en combustibles fósiles, a saber petróleo y gas.

Estudio no concluyente

El médico Daniel Elías Rodríguez enfatizó a Últimas Noticias que desde el punto de vista de la salud esta investigación no deriva en un estudio concluyente. Tampoco está en la literatura de medicina interna y neurología.

“Mi criterio con respecto al estudio es que no existe evidencia, ensayos clínicos ni literatura, de que el sulfuro de hidrógeno pueda curar el alzheimer”, sin embargo, “quizás con el tiempo se afirme o refute”.

Indicó que todos los autores coinciden en que el alzheimer es idiopático, es decir, su etiología o origen de la enfermedad no tiene explicación.

“No se conoce la etiología de esa neuropatía, tampoco existe un tratamiento preventivo, menos curativo, sólo cuidados paliativos”, dijo.

También agregó que la enfermedad deteriora el cerebro y recordó que la esperanza de vida de quienes la padecen es de 10 años después de diagnosticada. Se hace mediante una prueba cognitiva.

Memoria

De acuerdo con el estudio, los ratones tratados “fueron capaces de recordar mejor” la ubicación de las salidas y parecían más activos físicamente. Con base en este comportamiento, se podrían corregir los niveles cerebrales de sulfuro de hidrógeno, y “revertir con éxito algunos aspectos de la enfermedad de alzheimer”, aseveró el profesor de terapéutica experimental en la Escuela de Medicina de Exeter, Matt Whiteman.

Sin embargo, coincidiendo con el criterio del doctor Rodríguez, la Asociación de personas con Alzheimer (ALZ, por sus siglas en inglés), señala que esta patología es relativamente nueva, “el 90 % de lo que sabemos se descubrió en los últimos 20 años”.

Es una de las prioridades de la investigación biomédica. El gremio además resalta que no es la única causa de pérdida de memoria; hay muchas personas que tienen este problema, pero esto no significa que tengan alzheimer.

Esta enfermedad es la forma más común de demencia entre las personas de avanzada edad, y que afecta gravemente la capacidad de llevar a cabo sus actividades. El riesgo es mayor si hay antecedentes familiares, específica el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de Estados Unidos.

Tratamientos y etapas

Lo cierto es que el alzheimer no tiene una cura y los tratamientos médicos existentes hasta ahora sólo son para sobrellevar sus efectos, así como ayudar a ralentizar por un tiempo los signos de la enfermedad; uno de los principales es la dificultad que manifiesta el paciente para recordar cosas que recientemente aprendió, ya que el daño comienza en la parte del cerebro responsable del aprendizaje.

El avance, refiere la Asociación de personas con Alzheimer, está vinculado a un empeoramiento del comportamiento como desorientación, confusión, sospechas infundadas sobre familiares, entre otras. Una fase más grave implica problemas para hablar, tragar y caminar, e incluso relativos a las necesidades humanas.

Al respecto, el médico consultado asentó que una persona con alzheimer no sólo pierde paulatinamente la capacidad de recordar, “es que – en una fase grave – hasta se le puede olvidar que debe respirar, y en consecuencia muere”. Generalmente, la enfermedad avanza de forma lenta en tres etapas; leve, moderada y grave.

Henry Rodríguez Urdaneta, responsable del cuidado de su abuela paterna, comentó que en su caso no fue un diagnóstico como tal, “hace 15 años con los sincopes (desmayos o pérdida temporal de la consciencia) le empezaron a medicar unos medicamentos que son similares para el alzheimer. Pero de 5 años para acá, tiene la mayoría de los síntomas que describen los especialistas”.

Cuidados y recomendaciones

Las organizaciones orientadas a sensibilizar sobre este síndrome recomiendan formas para cuidar a quienes lo padecen.

1 En la etapa más grave o final, poner música, leer fragmentos de libros que sean significativos para la persona, hacer comidas y ver álbumes de fotos es una forma de conectarse con su pasado.

2 Es importante cuidar la posición del enfermo, debe estar erguido y cómodo, esto ayuda a su digestión; los alimentos que ingiera que sean preferiblemente fáciles de masticar y tragar. Hay que ayudar al paciente a alimentarse si es necesario.

3 Limitar los líquidos antes de ir a dormir, es lo recomendable, así como colocarle ropa interior desechable.

4 Hay que prestar especial atención a dolores y otras enfermedades en la piel, por ejemplo. El aseo también es importante, además de evitar someter al afectado a una vida sedentaria.

5 Por otro lado, los cambios en el comportamiento como la ansiedad, temblores, gritos, problemas para dormir y más, se deben observar.

 

ENLACES PATROCINADOS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com