InicioMás VidaEn pandemia aumentó uso de la bicicleta en Caracas

En pandemia aumentó uso de la bicicleta en Caracas


Por más de 100 años las bicicletas han estado rodando en Venezuela. De hecho, fue Caracas la ciudad donde se comenzaron a realizar paseos hacia poblaciones cercanas, dando paso con esto al ciclismo urbano.
Con el pasar del tiempo han sido más los que se han sumado al manejo de bicis no solo con un fin saludable y recreativo. Pues, comienza a advertirse la disposición de las personas a emplear el velocípedo como un medio habitual de transporte.

Ante esto, autoridades locales han buscado seguir impulsando su uso. Tal es el caso del ex alcalde Jorge Rodríguez, quien en 2013 inauguró diversas ciclovías en el municipio Libertador. Uno de los primeros tramos en ser creado fue el que va desde la Universidad Bolivariana de Venezuela hasta la avenida Las Acacias.

Para entonces Rodríguez se mostró orgulloso al señalar que era la primera de su tipo en Venezuela y pionera en la red que construye el Gobierno nacional.

En la actualidad, con la escasez de gasolina, la inflación y la llegada del covid-19 al país el reimpulso de la sociedad ciclista se ha hecho muy notorio en la metrópoli.

Esto último, debido a que tras el virus que nos golpea desde el primer trimestre de 2020, las bicicletas pasaron a convertirse en el método de traslado de quienes temen a los focos de contagio que se puedan originar en el sistema de transporte subterráneo y el terrestre.

“Preferimos andar en bicicleta que correr el riesgo de contagiarnos de algunas personas”, aseguró la abogada y antropóloga social y cultural, Carmen Hinestroza.

En ese sentido, manifestó que, en el ínterin de recorrer la urbe en ese instrumento, los velocipedistas lo hallaron como modo de transporte rápido y eficiente porque les permite llegar a su destino más pronto de lo que pudieran lograr hacerlo en su propio automóvil.

La también instructora de Biciescuela explicó que ganar nuevos ciclistas sería un gran aporte a la metrópoli porque esto generaría menos congestionamiento de carros y volvería a la ciudad más amable.

Cultura vial

El 10 de noviembre de 2021 fue aprobada la Ley para la Protección del Ciclismo Urbano, pasando a ser este el primer texto legal sobre la materia, ya que antes la utilización de bicis solo estaba cubierta por la Ley de Tránsito y Transporte Terrestre.

No obstante, pese a los esfuerzos que se hacen para dar reconocimiento a este modo de conducirse, la convivencia armoniosa, responsable y de respeto entre los ciclistas y choferes de automotores puede generar cierta incertidumbre para quienes se están iniciando en el elemento de dos ruedas, pues algunos como el fotógrafo Bernardo Suárez denuncian el maltrato que a veces reciben de conductores que no respetan las leyes de tránsito ni las señalizaciones en las vías.

“Estamos más bien relegados hacia el centro de la acera porque queremos evitar problemas con las personas que lamentablemente tienen actitudes bastante hostiles para los ciclistas, y más cuando es mujer”, dijo.

Es por esto que ante el mal proceder de algunos conductores de carros los accidentes pueden producirse y dañar a este saludable transporte.

Suárez narró que en los años que tiene pedaleando ha sido arrollado en dos ocasiones por insensatez de diversos automovilistas y opinó que básicamente ese tipo de imprudencias se debe a la no pacificación de la superficie vial.

“Casi siempre optas por estar en una constante pugna por el espacio”, declaró.

Este movimientos de ciclistas en La Guaira ha logrado sumar el aporte de la empresa privada y del estado.

Sin embargo, hay quienes aplauden las acciones de determinados choferes y aseguran que suelen ser amistosos con los que van a pedal, tal es la opinión de Hinestroza: “no voy a idealizar al conductor venezolano, pero personas que han venido a Venezuela comentan que son bastante tolerantes y amigables con las personas que andan en bicicleta”, razonó.
Indicó que la cultura vial es un asunto que también corresponde a las instituciones gubernamentales.

“Las ciudades deberían estar diseñadas para que todo sea evidente, para que sea muy intuitiva la forma en la que me debo comportar y para que la rapidez con la que yo me desplace sea limitada por el diseño vial”, comentó.

A su vez, la coordinadora de Bicicultura Venezuela, Yesenia Sumoza, manifestó que la educación vial viene desde la escuela, por tanto se debe trabajar más el tema de valores y de sentido de pertenencia.

Ante esto, describió que la labor de la asociación civil a la que pertenece, además de presentar la bicicleta como cultura, es trabajar la educación y el respeto.

Beneficios

De lo que no cabe duda es que recorrer Caracas a pedal es beneficioso para todo lo que integra a la ciudad, no solo por la influencia que tiene en el aspecto físico de sus habitantes, sino por su gran aporte a la descontaminación ambiental y sónica.

Es por ello que centros educativos como Biciescuela enseñan a manejar a personas mayores de 18 años que no tienen ni idea de cómo pedalear para formarlos como ciclistas urbanos, y que de forma segura y responsable formen parte del tránsito vial.

Algo semejante hace Bicicultura, que investiga sobre la movilidad en bici y brinda talleres y cursos de orientación sobre la mecánica del velocípedo y la aplicación de nuevas destrezas, a quienes ya saben usarla para que no sufran siniestros viales.Pues, como afirma Yesenia Sumoza: en estos tiempos de pandemia, cuando la vida cambió para todos, “la bicicleta vino a dar una solución simplea un problema complejo”.

Principios del ciclista

  • Circular por espacios dispuestos para ese fin.
  • Respetar a los peatones.
  • Acatar las normas de tránsito terrestre.
  • Cumplir con las regulaciones previstas para su seguridad personal.
  • Participar en políticas públicas y planes sociales sobre el ciclismo urbano.
  • Manejar la bicicleta sin sujetarse a otros vehículos en marcha.