InicioMás VidaFalsos odontólogos propagan virus y bacterias

Falsos odontólogos propagan virus y bacterias

Al no cumplir con la asepsia, el paciente puede enfermarse

Consultar y ponerse en manos de un falso médico causa serios daños a la salud, pero particularmente acudir con un no profesional de la odontología es un riesgo grave a la salud bucal porque emplea recursos no confiables y hay ausencia de los protocolos rigurosos que solo un verdadero dentista puede saber y controlar.

En los últimos meses ha habido una proliferación de falsos médicos y odontólogos que, de acuerdo con las autoridades, han causado daños con multiplicidad de víctimas y en el área bucal, un odontólogo pirata puede ocasionar la transmisión de enfermedades con baterías y virus como el Sars-Cov2 del que deriva la covid-19, además del virus de la influenza, herpes bucal, hepatitis y otros comunes, aseveran los especialistas.

Si un odontólogo no cumple con medidas como: cambiarse los guantes entre paciente y paciente; sustituir el instrumental usado por uno debidamente esterilizado; desinfectar los sitios de trabajo como el sillón y los topes, la persona corre el riesgo de contraer infecciones.

El uso indebido de los materiales e instrumentos de trabajo no esterilizados y nuevos para cada persona puede provocar que alguna infección específica captada en un paciente se transmita, no solamente al supuesto odontólogo, sino a otro paciente que sea atendido posteriormente. Es por eso que solo un profesional tiene claro que es su responsabilidad garantizar las acciones preventivas para evitar la mínima contaminación con algún virus o bacteria, explica Hatzel Hacibe Jiménez Dib, odontóloga con especialidad en ortodoncia.

Al respecto, los falsos odontólogos son parte de quienes día a día cometen muchas iatrogenias en la profesión que resultan en exodoncias mal realizadas, dejan raíces en los alvéolos dentales y restauraciones mal talladas con materiales ineficientes. Igualmente, es frecuente la colocación inadecuada de prótesis removibles y totales.

En ese sentido, Jiménez comentó a Últimas Noticias que los técnicos dentales tampoco son los profesionales idóneos para adaptar las prótesis. Su trabajo es relativo al diseño del modelo de prótesis que es remitido por un odontólogo. Sin embargo, hay técnicos que se dedican a colocar prótesis en sitios clandestinos, causando en los pacientes dolor cervical, de cabeza, auricular y espasmos musculares generalizados en el área de la cabeza y cuello.

Hatzel, egresada de la Universidad de Carabobo, explica que desde el punto de vista del paciente es su obligación solicitar información del profesional que lo atiende como su número colegiado para verificar que está certificado ante el Colegio de Odontólogos.

Por otra parte, la especialista consultada recalcó que un odontólogo tiene presente, según su formación académica y práctica, debidamente avalada por el ente colegiado y la universidad de la que egresa, los riegos que corre al realizar un procedimiento, ya que también es propenso a contraer infecciones, entre otras cosas, por HIV.

Brackets en plena vía

La odontóloga, que cuenta con dos diplomados y una especialidad en ortodoncia hecha en Brasil, resaltó que una práctica muy frecuente es la de los llamados “pega brackets” que se ubican en sitios clandestinos, pero también en vías públicas o aceras como buhoneros.

Con relación a esto, Jiménez advirtió que las casas dentales venden a las personas sin comprobar su especialidad, profesión o certificación los materiales como las ligas, los brackets e instrumentos odontológicos, haciendo de la ortodoncia un procedimiento iatrogénico, porque “los aparatos no son solo moda, amerita conocimiento científico”, agregó.

De lo contrario, afirmó que un falso ortodoncista puede ocasionar daños irreversibles al paciente, como perdida de las unidades dentales en el peor de los casos, inflamaciones que pueden conllevar a una gingivitis y periodontitis.

Subrayó que otra de las consecuencias de esta mala práctica son desórdenes en la articulación temporomandibular, por alteraciones oclusales, así como también caries leves, moderadas o profundas que pueden traer como consecuencia endodoncia (tratamiento de conducto).

Asimismo, Jiménez Dib, quien actualmente cursa una maestría en estética dental, ha notado una proliferación desconcertante del diseño de sonrisa y carillas dentales, tratamientos que consta de varias fases, e incluso en ocasiones amerita la participación de varios especialistas, ser llevado a cabo por falsos odontólogos o sin capacitación en el área, trayendo como consecuencia muchas de las enfermedades bucales mencionadas.

Acciones

El fiscal general, Tarek William Saab, viene realizando un operativo con los funcionarios del Ministerio Público para la detención de personas que se dedican a ofrecer servicios odontológicos de manera ilegal.

En estas acciones se han detenido falsos médicos en los estados Portuguesa y Lara. Asimismo, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas ha venido identificando los casos.

Deja un comentario