Html code here! Replace this with any non empty raw html code and that's it.
InicioMás VidaLa neumonía no es gripe, es una infección respiratoria

La neumonía no es gripe, es una infección respiratoria

Fiebre alta, escalofríos, tos, dolor en el pecho, dificultad para respirar, cansancio y malestar general son síntomas que muchas veces suelen atribuirse a una gripe común o a un catarro mal curado, sin embargo, pueden indicar la presencia de una neumonía.  

La neumonía es definida como un tipo de infección respiratoria aguda que afecta a los pulmones y que, según laOrganización Mundial de la Salud(OMS), representa la principal causa infecciosa de muerte en infantes y adultos mayores en todo el mundo. 

Los pulmones son órganos vitales que están formados por pequeños sacos llamados alvéolos que en los casos de neumonía se llenan de pus y líquido, lo que hace dolorosa la respiración y limita la absorción de oxígeno.

Asimismo, la OMS advierte que la neumonía es una de las tres principales causas de muerte global. De hecho, cada 20 segundos muere un niño por complicaciones derivadas de esta enfermedad y también supone un serio problema de salud para los adultos, especialmente para aquellos con patologías previas.

Actualmente, muchos países entre ellos la República Bolivariana de Venezuela, incluyen explícitamente en la agenda de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, como acción prioritaria, el acabar con las muertes prevenibles por diarrea y neumonía.

Síntomas y causas

Según la especialista en medicina interna, Gloria García, aunque esta enfermedad es relativamente común, no se maneja dentro de un concepto apropiado, es decir “la neumonía no es en sí un padecimiento específico, sino que se llama de esta forma a varios procesos inflamatorios e infecciosos del tejido pulmonar.”

Respecto a los síntomas generales de esta enfermedad, la internista menciona los siguientes:

  • Dolor en el pecho al respirar o toser
  • Tos con flema
  • Debilidad
  • Fiebre, transpiración y escalofríos con temblor
  • Náuseas, vómitos o diarrea
  • Dificultad para respirar
  • Inapetencia

Aunque no se puede hablar de un orden estricto de aparición de los síntomas, generalmente comienza con la tos incesante, luego vienen la fiebre, los escalofríos, la falta de aire y en los casos más serios hay esputos con sangre

Asimismo, destacó que en adultos mayores de 65 años y personas con un sistema inmunitario débil se puede presentar temperatura corporal más baja de lo normal y/o desorientación mental.

“Las personas con más riesgo de padecer neumonía son las que están hospitalizadas, los que sufren de asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). enfermedades cardíacas, VIH/SIDA, las que se han sometido a un trasplante de órganos o que reciben tratamiento de quimioterapia.” Acotó.

Respecto a las causas de la neumonía, García refiere que son varios los gérmenes que pueden causarla y los más frecuentes son las bacterias y los virus que se encuentran en el aire que respiramos. “Aunque el organismo active sus defensas para proteger a los pulmones, a veces las bacterias son más poderosas, incluso en personas que se precian de tener una salud excelente”. 

Destaca la experta que siempre hay que diferenciar los factores que causan la enfermedad porque pueden ser bacterias como el Streptococcus pneumoniae, hongos o virus como el de la gripe, sobre todo en niños o niñas menores de 5 años y es lo que suele llamarse neumonía viral, cuyo cuadro puede ser de leve a grave.

Hay casos de personas que adquieren la neumonía estando hospitalizados, respecto a estos casos advierte que puede ser grave porque la bacteria es muy resistente a los antibióticos, sobre todo porque se trata de personas que tienen otra enfermedad o están en terapia intensiva con tubos respiradores.

Una de las recomendaciones es acudir al médico ante una gripe de larga duración o cuando se presentan los síntomas mencionados, pues solamente el especialista puede confirmar o descartar la presencia de neumonía y aunque los tratamientos incluyen antibióticos, no es aconsejable automedicarse, porque solo el galeno puede determinar cuál es la medicina más apropiada, de acuerdo al agente causante.

La neumonía se trata con antibióticos como la amoxicilina en comprimidos prescritos por el médico en los diferentes hospitales o centros de salud. En los casos más graves es preciso hospitalizar al paciente. Puntualizó.

Prevención

Durante más de 30 años las vacunas han sido un arma fundamental para la prevención de la neumonía, en este sentido en la República Bolivariana de Venezuela se incluye en el cuadro de vacunación la Antimengicoco conjugada que se aplica a partir de los 7 meses de edad y la Anti influenza.

Igualmente, las autoridades sanitarias, en concordancia con los lineamientos de la OMS, recomiendan a la población extremar las medidas de higiene, sobre todo el meticuloso lavado de manos o uso de gel antibacterial con alcohol y evitar el tabaquismo, es decir la adicción al cigarro debilita los pulmones y favorece las enfermedades respiratorias, tanto en los fumadores, como en los que respiran el humo, es decir los fumadores pasivos.

La neumonía es una afección respiratoria que se puede prevenir y afecta principalmente a la población infantil de las comunidades pobres de todo el mundo que no tienen suficiente acceso a los servicios básicos por lo que la OMS se ha planteado como estrategia crear conciencia en los Gobiernos y los particulares sobre la necesidad de combatir esta enfermedad

Datos y cifras

. La neumonía es la principal causa individual de mortalidad infantil en todo el mundo.

.           La neumonía es responsable del 15% de todas las defunciones de menores de 5 años y se calcula que mató a unos 920 136 niños en 2015.

.           La neumonía puede estar causada por virus, bacterias u hongos.

.           Puede prevenirse mediante inmunización, una alimentación adecuada y mediante el control de factores ambientales.

.           Es causada por bacterias puede tratarse con antibióticos, pero solo un tercio de los niños que padecen neumonía reciben los antibióticos que necesitan.

 .           La vacunación es la mejor herramienta de prevención y previene entre dos y tres millones de muertes anualmente alrededor de todo el mundo.

.            La inmunización contra la influenza, neumococos, sarampión y tosferina es la forma más eficaz de prevenir la neumonía.

          . Los factores ambientales derivados del hacinamiento y la contaminación del aire interior ocasionada por el uso de biomasa (como leña o excrementos) como combustible para cocinar o calentar el hogar favorecen la neumonía.

Fuente: OMS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí